Artículos de opinión

Agronegocio: práctica y discurso

Enrique Castañón Ballivián

Jueves, 03 Agosto 2017

El caso de Bosque Tsimane

Ismael Guzmán T.

Martes, 18 Julio 2017

Envíe su artículo

Posts @IPDRS

 

Las fallidas negociaciones de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) sobre cambio climático en Copenhague en diciembre pasado y el apoyo de los países ricos al mal llamado "Acuerdo de Copenhague", son el punto de partida que ha llevado al Gobierno boliviano a convocar una nueva conferencia con la que pretende abrir un espacio a la sociedad civil y a representantes gubernamentales para unirse y exigir que las negociaciones sobre el cambio climático impulsen un acuerdo justo, anota el jueves un informe del sitio Ambientum de España.

Señala que distintos movimientos sociales, Organizaciones No Gubernamentales, representantes gubernamentales, personalidades intelectuales y pueblos indígenas de todo el mundo participarán en ese encuentro.

Nnimmo Bassey, Presidente de Amigos de la Tierra Internacional, declaró que "la posición de Bolivia frente a las cuestiones ambientales es una señal de esperanza que otros gobiernos y autoridades deberían respaldar. A pesar del reto económico que ha supuesto, Bolivia se ha enfrentado valientemente a la táctica chantajista de los países ricos.

La Convención Marco de la Naciones Unidas para el Cambio Climático (CMNUCC) determina la responsabilidad histórica y actual de los países industrializados ante las emisiones de gases de efecto invernadero, pero se ha visto manipulada, primando los intereses corporativos por encima de las soluciones socio ambientales para el cambio climático", anota.

Bassey insistió en que el Protocolo de Kioto "contiene falsas soluciones, como la compensación de emisiones a través de los Mecanismos de Desarrollo Limpio".
Agrega que la Conferencia Mundial de los Pueblos a celebrarse en Bolivia "permite promover una aproximación alternativa y sostenible junto a otros movimientos".

Las lagunas de los mecanismos de compensación permiten seguir contaminando como se ha hecho hasta ahora por parte de los países ricos. Otras iniciativas, como la Reducción de Emisiones por Deforestación y Degradación (REDD) amenazan con privatizar bosques para compensar las emisiones. Hay peligros muy concretos para los derechos de las comunidades locales y los pueblos indígenas, además del peligro de convertir las superficies forestales en plantaciones de árboles con el correspondiente impacto social y ambiental.

El informe destaca que la Conferencia de Bolivia reta a la política mundial de las naciones industrializadas con propuestas nuevas sobre la deuda climática para exigir la liberación del espacio ambiental y la compensación de los países empobrecidos por los impactos climáticos de los que no son responsables.

La entrega de tierras con su debida documentación es uno de los puntos centrales de la política propuesta por el gobierno de Fernando Lugo para llevar una reforma agraria integral en Paraguay. El nuevo director del Instituto Nacional de Desarrollo Rural y de la Tierra, Eugenio Alonso Massare, afirmó hoy que "no es posible pensar en alguna inversión o vivir dignamente si no se sabe si la tierra le pertenecerá o no; en esto hay que ser estrictos". Durante la presentación de los Lineamientos Estratégicos para una Política de Reforma Agraria Integral y Desarrollo Rural Territorial, dijo que la titulación de tierras es el punto de partida del arraigo campesino. Por su parte, el ministro de Agricultura y Ganadería, Enzo Cardozo, subrayó que la Reforma Agraria permitirá la lucha contra la pobreza. Agregó que también evitará en gran medida la salida de compatriotas al exterior por falta de trabajo en el campo. La propuesta gubernamental busca mejorar la calidad de vida de los paraguayos, acotó el ministro. Puntualizó que los lineamientos serán sometidos a la discusión con todos los sectores de la sociedad. Al acto asistió el presidente del país, Fernando Lugo, quien, desde su campaña electoral, prometió llevar a cabo la reforma agraria integral en el país. En Paraguay, la mayoría de las tierras fértiles y cultivables están en situación de titulación falsa e ilegítima, según especialistas en este tema. Por otro lado, la agricultura mecanizada de la soja, así como la extensión de la ganadería han desplazado de sus tierras a pequeños y medianos productores y ha dejando a la sociedad rural con un 50 por ciento de desocupación.

 

El presidente Evo Morales evaluó el martes en Cochabamba la marcha de la organización de la Primera Conferencia Mundial de los pueblos sobre el Cambio Climático y la Defensa de la Madre Tierra que se celebrará del 20 al 22 de abril.

Al encuentro asistirán miles de representantes de Gobiernos, movimientos sociales, de institutos de investigación sobre el medio ambiente y otros.

El Jefe de Estado expresó en forma reiterada su sorpresa por la importante respuesta a la convocatoria con la decisión de representantes de los cinco continentes para estar presentes en la Conferencia Mundial de los Pueblos en Cochabamba.

Desde las 05.00 horas, el Jefe de Estado sostuvo este martes reuniones con representantes de diversos sectores y de la bancada del Movimiento al Socialismo (MAS) en la Asamblea Legislativa Plurinacional para analizar diversos asuntos de coyuntura.

A 9 días de la Conferencia Mundial de los Pueblos sobre el Cambio Climático y los Derechos de la Tierra, convocada por el presidente Evo Morales, funcionarios bolivianos trabajan en el evento, que según el coordinador nacional del Programa de Cambios Climáticos, Jaime Villanueva, es un “enorme desafío porque se trata del evento más importante de la historia moderna”.

Plan Paraguay y la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), firmaron este viernes un acuerdo para asegurar el cumplimiento de los derechos de la niñez y adolescencia en las comunidades rurales y para impulsar acciones, en que ambas organizaciones desarrollen proyectos para lograr seguridad alimentaria y un ambiente saludable en el marco de políticas públicas de las acciones a nivel nacional. La firma del convenio estuvo a cargo del Dr. Francisco Muñoz en representación de la FAO, y Ernesto Morán, Director de País, en representación de Plan Paraguay. El acuerdo tendrá una extensión, desde el momento de su firma, hasta dos años.

Patricia Serafín, Asesora de Seguridad Alimentaria de Plan Paraguay, hablo a Radio Viva sobre las acciones básicas a ser planteados en los programas y proyectos, que estarán dirigidos a poblaciones rurales pobres y buscarán el mejoramiento de la calidad y condición de vida de los niños y niñas de las comunidades asegurando sus derechos básicos. Los mismos deberán ser diseñados con un enfoque de equidad de género, y velando por la protección de los niños y niñas y para ue sean sostenibles por las mismas comunidades a través del tiempo. Deberán además tener un enfoque inclusivo en que la participación sea abierta a todas las personas de las comunidades sin distinciones por razones de: género, raza, color, idioma, religión, opiniones políticas o de cualquier otra índole.

También mencionó que deberán proteger el medio ambiente con un enfoque sostenible en todas las etapas de su implementación. Se asegurará la participación y se tomarán en cuenta los aportes de la población beneficiaria en todas las etapas de los proyectos. Las lecciones aprendidas y las mejores prácticas se incorporarán en el diseño de cada nuevo proyecto, en forma sistematizada. Se difundirán, diseminarán y comunicarán las actividades realizadas en forma conjunta. Se apoyará el proceso de organización comunitaria y promoverá el liderazgo en las comunidades, con un enfoque de equidad de género y desarrollo integral.

Plan viene trabajando en Paraguay desde el año 1994, llegando hoy a más de 25.000 niños, niñas, adolescentes y sus respectivas familias en 4 departamentos (Paraguari, Caaguazú, San Pedro y Guairá).

Leticia Gimémez