Posts @IPDRS

Erbol, 19 de noviembre, 2008.- El Gobierno de Evo Morales aprobó este miércoles el Decreto Supremo 29802 que tiene como objetivo principal acabar con los sistemas de servidumbre, trabajo forzoso, peonazgo y la esclavitud de familias cautivas en Bolivia.

El director nacional de Tierras, Cliver Rocha, en declaraciones a la Red Erbol, informó que esta norma le permite al Instituto Nacional de Reforma Agraria (INRA) verificar los sistemas de servidumbre en predios agrarios.

De encontrarse dicha forma de explotación o las demás señaladas en el Decreto, la propiedad en cuestión pasará a dominio del Estado de forma inmediata por no cumplir la Función Económico Social (FES).

"Significa que el INRA tiene la capacidad legal para verificar sistemas servidumbrales. Con esta nueva norma, el INRA puede entrar en cualquier rato a distintos predios para verificar si existe o no sistemas de servidumbre", indicó Rocha.

El Director Nacional de Tierras informó que su despacho sancionó recientemente a dos propiedades que en el Chaco chuquisaqueño, donde se registraron casos de explotación a indígenas guaraníes que se encontraban en calidad de servidumbre.

El Decreto Supremo 29802, aprobado hoy en Consejo de Ministros, en su Artículo 1 precisa la atribución que se le otorga al Instituto Nacional de Reforma Agraria (INRA) para verificar la existencia de los sistemas servidumbrales, independientemente de las acciones que generen en materia laboral o penal.

El Artículo 3, IV Parágrafo de la norma, instruye al INRA que en todos los casos donde verifique y establezca la existencia de las relaciones servidumbrales, deberá denunciarlas ante las autoridades correspondientes.

Este Decreto responde a la recomendación realizada por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos que llegó al país el 9 de junio, dirigida por la relatora para Bolivia, Luz Patricia Mejía y el relator sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas, Víctor Abramovich, para recabar información sobre la situación de familias del pueblo guaraní que viven cautivas y siguen padeciendo una situación de servidumbre análoga a la esclavitud en la región del Chaco.

En su informe, la Comisión reitera la obligación del Estado de implementar la normativa vigente en materia de reforma agraria. En este aspecto, la CIDH insta al Gobierno a garantizar la implementación efectiva de estas leyes, teniendo en cuenta la particular relación de los pueblos indígenas con la tierra y en consecuencia, en el proceso de titulación, dé prioridad al reconocimiento de sus tierras y territorios ancestrales.

 

www.servindi.org/actualidad/5424#more-5424

El representante de la FAO para América Latina y el Caribe, José Graziano da Silva, dijo en Sao Paulo que "la crisis sorprendió por la rapidez con la que llegó y la lentitud con la que se va y que tendrá efectos en el ciclo de producción y comercialización de alimentos".
En ese sentido, señaló que "el inicio de 2009 será decisivo, pues se cosechará lo que se sembró a comienzos de 2008 con altos costes de insumos, como los fertilizantes, mientras que los bajos precios que se esperan para el 2009 no van a estimular las siembras que serán comercializadas en el 2010".

"Nos vamos a encontrar en 2010 con una oferta baja, pues los productores por falta de crédito no van a estar con todo su potencial y es donde se debe hacer un control de la especulación", apuntó.

En cuanto a la incidencia de los biocombustibles en el encarecimiento de los alimentos, como apuntan algunas organizaciones sociales, Grazziano comentó: "no hay conflicto entre la producción de etanol de caña de azúcar y la seguridad alimentaria" y citó el ejemplo de Brasil, donde no ha escaseado la comida por ese motivo.

 

www.portafolio.com.co/negocios/agronegocios/2008-11-19/ARTICULO-WEB-NOTA_INTERIOR_PORTA-4672922.html

Antonio Brack Egg, ministro del Ambiente, propuso tomar medidas de prevención y protección, y una regulación estricta en el ingreso de productos que sean resultado de la ingeniería genética, para no poner en riesgo los recursos genéticos nativos, se garantice beneficios concretos y el derecho de los agricultores pobres.

Brack insistió en advertir los riesgos que correría la diversidad biológica del país y la salud de los peruanos de ser permitida la importación de productos transgénicos, también llamados organismos vivos modificados (OVM).

Durante su exposición sobre el tema "Comercialización y producción de transgénicos en el país", en la Comisión de Pueblos Andinos, Amazónicos y Afroperuanos, insistió en la necesidad de evaluar objetivamente la posibilidad de declarar al Perú como "un país libre de transgénicos" para garantizar se conserven los recursos genéticos nativos y la mayor competitividad a la agricultura orgánica y a los productos naturales.

EL DATO

Experiencia. El desarrollo biotecnológico en el Perú tiene diez mil años de experiencia en cultivo y mejora de especies, que hizo que nuestro país sea uno de los centros mundiales de recursos genéticos. Brack destacó que el Perú cuenta con 91 especies de papa silvestre, ocho variedades domesticadas y un total de 3,000 variedades para el consumo. Además, 55 razas de maíz y 1,500 tipos de camote, entre otros productos.
 

www.larepublica.com.pe/component/option,com_contentant/task,view/id,256930/Itemid,0/

Servindi, 22 noviembre 2008.- Luego de una movilización indígena de más de 20 mil personas que colmó ayer la Plaza Bolívar, a pocos metros de la Casa de Nariño, se inició hoy en la mañana una reunión con los ministros representantes del gobierno de Álvaro Uribe.

La jornada de ayer estremeció la capital del país pues la Minga Indígena recibió la solidaridad de amplios sectores de la ciudadanía.

Miles de personas acompañaron la marcha indígena que se desplazó desde la Universidad Nacional hasta la principal sede del gobierno.

Los líderes pronunciaron discursos en el atrio de la explanada y mantuvieron reuniones con dirigentes sindicales y de organizaciones no gubernamentales, a quienes expusieron la difícil situación de derechos humanos en sus reservas del departamento suroccidental de Cauca.

"Convocamos al pueblo a que se una a esta minga (movimiento de resistencia), que es de todos", dijo en su intervención Feliciano Valencia, directivo del Consejo Regional Indígena del Cauca (CRIC).

Los 16 mil indígenas pasaron el viernes su segunda noche en improvisadas carpas en la concha acústica y la Facultad de Arquitectura de la Universidad Nacional.

Si bien han recibido donaciones de alimentos por parte de comerciantes, sindicatos y la iglesia Anglicana la dotación aún es insuficiente.

Diálogo con el gobierno

A partir de las 10 de la mañana se inició el encuentro entre autoridades indígenas de todas las regionales del país, con los ministros de Defensa, Interior, Agricultura, Cultura, Hacienda y Protección social.

Al debate se ha incorporado asimismo la emergencia que viven las comunidades indígenas del sector de Tierradentro por los efectos del deshielo del Nevado del Huila.

Los manifestantes planeaban un debate público con el presidente Álvaro Uribe, pero el mandatario viajó a Perú para participar de la Cumbre del Foro Asia-Pacífico (APEC) a pesar que Colombia no es miembro de este Foro.

La reunión tendrá como observadores a representantes de las embajadas de Estados Unidos, Suiza, España y Suecia, a pedido de la delegación indígena.

Los acercamientos entre el Gobierno y los representantes de la minga se facilitaron por una comisión integrada por los padres Darío Echeverry y Francisco de Roux y funcionarios de las Naciones Unidas.

"Vamos a avanzar en definir tiempos, instrumentos y presupuestos para avanzar en el tema del cumplimiento" de pactos, y confiamos en que Uribe se incorpore a las discusiones, pues "es la exigencia de la minga" señaló Feliciano Valencia, directivo del Consejo Regional Indígena del Cauca (CRIC).

La ausencia del mandatario ha ocasionado bastante malestar en los marchantes indígenas quienes sostienen que el viaje a Perú es un pretexto para evadirlos pues estuvo durante parte del día viernes.

Una semana antes de emprender la marcha hacia Bogotá, los indígenas sostuvieron un debate con el presidente Uribe en el resguardo de La María, en el departamento de Cauca, pero sin llegar a acuerdos.

La Minga se inició el 14 de octubre, y en las dos primeras semanas hubo disturbios que dejaron tres indígenas muertos y dos centenares de heridos entre aborígenes y policías.

Hoy por la tarde se definirá si el domingo parten las comunidades a sus lugares de origen o si continúan en Bogotá a la espera de dialogar con el jefe de estado. Lo cierto es que permanecerán en la capital comisiones para continuar con la deliberación con el gobierno.

www.servindi.org/actualidad/5450#more-5450

En diversos lugares de la Región existen numerosas manifestaciones de resistencia frente a las invasiones que siguen ocasionando las Industrias Extractivas. La resistencia no ha sido fácil, los proyectos de inversión de las grandes Compañías han venido acompañadas con políticas de Estados que promueven la militarización y criminalización de la protesta social.
Las agrupaciones y movimientos sociales que defienden Derechos colectivos exigen el cambio de las políticas estatales neoliberales; y de poner fin al saqueo y destrucción que vienen ocasionando las actividades industriales que van en desmedro de grande mayorías y de extensos territorios.

En Puelmapu (Argentina), desde el 2007 se inicia un proceso de análisis y convergencia entre pobladores, comunidades y Pueblos de la Patagonia afectados o amenazados por Industrias extractivas.

También desde el 2007, en Ngulumapu (Chile), la Red de acción por la Justicia Ambiental y Social inicio un proceso de diagnostico, información y articulación frente a los graves conflictos territoriales que existen a causa de políticas de inversión pública o privada, principalmente como consecuencia de industrias extractivas, tales como la Minería, Celulosa - Forestales y mega proyectos hidroeléctricos.

En Bogotá, Colombia, septiembre de este año, diversas organizaciones del continente definen un plan de acción en el Foro social frente a la gran Minería. En ella, Referentes sociales de diversos Países autoconvocaron para establecer nuevas formas de alianza y asumir articuladamente la defensa de sus Derechos. Exigen cambios radicales frente a la sobre explotación de los Bienes Naturales y Colectivos que hacen poderosos grupos económicos bajo el amparo de Estados; y exigen que se pare el saqueo, la destrucción y contaminación que ha provocado esta industria.

En Perú, importantes referentes Indígenas como AIDESEP y CONACAMI han asumido una posición crítica y han promovido diversas propuestas económicas alternativas frente a la invasión de las petroleras y Mineras, respectivamente, basadas en el buen vivir.

En estos y diversos otros espacios que han contribuido para analizar los conflictos causados por las industrias extractivas, se podría desprender que han existido diversos puntos en común y transversales. Algunos de ellos:

La situación de exclusión, imposición, negación y atropello a los derechos colectivos de los Pueblos y sus habitantes rurales y urbanos, que son víctimas de un modelo económico y política neoliberal y de Estados capitalistas unicentristas, patriarcales y colonialistas, se traduce en problemáticas significativas en cada aspecto del bienestar social, desde la situación de la salud y educación, los territorios, medio ambiente, Recursos Naturales, hasta la exclusión de los procesos políticos, del mercado laboral justo, productivo sustentable y la alienación cultural de grandes mayorías.

Son hechos que se han evidenciado y que suceden a diario y en este marco los Pueblos Indígenas son una de las principales víctimas.

Los Pueblos Indígenas preexistentes a la formación de los Estados, con visión, organización y Derechos propios, han sido víctima de procesos colonialistas en todo el devenir histórico, de políticas genocidas, racistas, de marginación y empobrecimiento. Actualmente, nuevas formas de genocidios y colonialismos se traducen en esta invasión de Corporaciones Económicas principalmente Transnacionales.

Con respecto a la Militarización y Criminalización, un ejemplo constante es como se ha venido manipulando el concepto de "terrorismo", como ha ocurrido en Chile contra el Pueblo Mapuche o en Perú y Colombia contra Pueblos Indígenas, comunidades campesinas y afrodescendientes, donde a modo de ejemplo, en la tierra del vallenato se usó de excusa la "guerrilla" para reprimir toda protesta social y movilización que pudiese afectar los intereses de los grandes proyectos de inversión, sin importar de donde y porqué provenga. Coincidentemente son los tres principales países ejes de Sudamérica de un arraigado corte neoliberalista e imperialista.

Como mapa de conflictos, en Colombia, las principales arremetidas de paramilitares, militares y bases militares estadounidenses, coinciden donde se ubican los principales proyectos para industrias extractivas, lo que ha generado en varias ocasiones desplazamientos forzados de poblaciones y verdaderos genocidios a causa de Mineras y Petroleras. Hechos muy similares han ocurrido en Perú en el marco de las invasiones de las mismas industrias.

Con el actual escenario, resulta necesario y fundamental, ante el abandono de parte de la institucionalidad pública y la crisis del modelo económico global y sistema estatal, resguardar los derechos Humanos y socio ambientales del tipo individual y colectivo, siendo fundamental que sean las propias comunidades, las poblaciones, las organizaciones sociales quienes deban asumir los grandes desafíos de articularse para defender y ejercer sus derechos colectivos, de manera autónoma, amplia, representativa, efectiva, horizontal, solidaria y eficiente.

Por otra parte, se ha valorado e identificado la necesidad de articularse y buscar alianzas horizontalmente con otros sectores sociales que son víctimas directas o indirectas de políticas de inversión pública o privada y que transgreden derechos básicos de los Pueblos como son, la libre determinación, las soberanías y autonomías, tales como soberanías en territorialidad, Recursos Naturales; Soberania alimentaria, economías locales, Participación y decisión Política, entre otros.

También, se ha valorado e identificado la necesidad de avanzar hacia Movimientos Sociales coordinados, que involucren acciones e incidencia sobre temas de fondo en la esfera de las Políticas que favorecen a las Corporaciones Transnacionales y la reproducción del modelo neoliberal e imperialista.

Asimismo, que se avance hacia una visión de Respeto a los Derechos de los Pueblos, la Justicia social y Ambiental y las Reparaciones ante los graves daños causados por Estados y Compañías a Pueblos y Comunidades en diversos puntos de la Región.

Recopilación: Alfredo Seguel
RED AUTÓNOMA DE COMUNICACIÓN - UCAYALI
reducayali.blogspot.com/

 

 

www.ecoportal.net/content/view/full/82787/