Posts @IPDRS

Durante el 2016 y 2018, se deforestaron 29 mil hectáreas en las áreas protegidas Chiribiquete, Tinigua, Macarena y Nukak de Colombia. Del total de área deforestada, 25 mil hectáreas corresponden a bosques primarios.

En varias ciudades, se realizaron manifestaciones en defensa de la Amazonía.

La Coordinadora de Organizaciones Indígenas de la Cuenca Amazónica (COICA) declaró responsables a los gobiernos de Jair Bolsonaro y Evo Morales por la desaparición y genocidio físico, ambiental y cultural que se presenta actualmente en la Amazonía.

Mujeres de más de 130 pueblos originarios se unieron en Brasilia en la Primera Marcha de Mujeres Indígenas. Alertan sobre la amenaza para el medio ambiente que suponen las políticas desarrollistas del gobierno de Bolsonaro.

El pasado 14 de agosto el Comité de Derechos Humanos de las Naciones Unidas emitió un contundente dictamen donde señala que el Estado paraguayo es responsable de violaciones de Derechos Humanos debido a las fumigaciones masivas con agrotóxicos que en 2011 afectaron a decenas de campesinos y campesians de la Colonia Yerutí y causaron la muerte de Ruben Portillo, un joven agricultor que vivía en el lugar. El paso del tiempo no ha frenado a los responsables directos de las fumigaciones, ni ha impulsado al Estado a tomar medidas de protección en favor de los campesinos, al contrario, la Colonia Yerutí se ha convertido hoy en un territorio arrasado por el agronegocio.