Artículos de opinión

Aporte de las mujeres rurales

Mónica Novillo G.

Domingo, 19 Noviembre 2017

Cuando los extractivismos y la corrupción se encuentran

Eduardo Gudynas

Jueves, 09 Noviembre 2017

Indígenas avasallados por otros indígenas en Bolivia

JOSÉ LUIS BAPTISTA MORALES

Domingo, 29 Octubre 2017

Envíe su artículo

Posts @IPDRS

Fallo judicial ordena consultar a pueblos indígenas. 

Un sorpresivo giro tuvo la protesta contra el proyecto de Ley de Aguas. El presidente de la Asamblea Legislativa, Fernando Cordero, anunció ayer que se aplazará la votación prevista para cumplir con la sentencia de la Corte Constitucional de marzo pasado que ordena realizar la consulta a los pueblos indígenas (Foto: Conaie).

Cordero evocó esa obligación para evitar que la ley sea declarada ilegal por "vicios de procedimiento" y negó que sea "un as bajo la manga" para desactivar las movilizaciones de las organizaciones indígenas.

Esas demostraciones iniciadas el 4 de mayo, cuando fue sitiado el Congreso, continuaron el miércoles con bloqueos de carreteras y refriegas, que dejaban al menos 20 lesionados y 19 detenidos.

La Corte Constitucional emitió la sentencia al resolver un pedido ciudadano para que ese tribunal reglamentara las consultas previstas en la Carta Magna sobre leyes que impliquen derechos colectivos, dijo el viceministro de los Pueblos Orlando Pérez.

Los indígenas, que componen el 35 por ciento de la población ecuatoriana de 14,2 millones de habitantes, rechazan el proyecto alegando que perderán el control de las fuentes hídricas en sus territorios, y que la legislación favorecería a mineras y empresas embotelladoras.

Previamente, el viceministro de los Pueblos (a cargo de la política indígena), Orlando Pérez, dijo que la aprobación había quedado postergada en cumplimiento de la sentencia emitida al fallar la Corte Constitucional una demanda de los pueblos indígenas.

Cordero señaló a su vez que el plazo legal para ese proceso es de cinco meses y garantizó que "todas las comunidades van a ser informadas y consultadas".

"Si es que se aprueba la ley tal como está en este momento, sin ese previo proceso de consulta (...) tendría un carácter inconstitucional", advirtió Pérez. "Por tanto, en este momento cambió completamente el escenario con la sentencia", dijo.

El presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, inauguró este lunes el Diálogo Brasil-Africa sobre Seguridad Alimentaria, Combate al Hambre y Desarrollo Rural, encuentro de tres días que se realiza en el Palacio de Itamaraty, sede de la cancillería, en Brasilia.

El foro cuenta con la presencia de los ministros de Agricultura y Desarrollo Rural africanos y de representantes de organizaciones internacionales como la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación), el Programa Mundial de Alimentos, el Banco Mundial (BM) y el Banco Africano para el Desarrollo.

Por el lado de Brasil participan, además del presidente Lula, el canciller brasileño Celso Amorim y los ministros de Desarrollo Social y Combate al Hambre, Marcia Carvalho Lopes, de Agricultura, Wagner Rossi, de Desarrollo Agrario, Guilherme Cassel, y de Pesca y Acuicultura, Altemir Gregolin.

En el discurso de apertura, el mandatario brasileño destacó que su gobierno consiguió hacer "milagros", como el surgimiento de una nueva clase media con las políticas sociales.

"Fue la capacidad de consumo de los pobres lo que permitió a la economía brasileña resistir la crisis de los países ricos. Las clases (sociales) "D" y "E" (las de menores ingresos) del norte y el noreste consumieron más que la "A" y "B" de las regiones del sur y sureste", indicó.

Da Silva afirmó que en Brasil los políticos siempre prometieron cambiar la vida de los pobres, "pero luego nada ocurría".

El presidente brasileño demandó que los países ricos mantengan su ayuda a las naciones africanas y pidió que su sucesor, que será definido en las elecciones generales de octubre próximo y asumirá en enero de 2011, siga las actuales relaciones con el continente.

El director general de la FAO, Jacques Diouf, elogió por su parte el programa brasileño "Hambre Cero", que según él redujo 28 por ciento el hambre en el país entre 2004 y 2006.

Propuso también que esta estrategia sea exportada a países africanos con el objetivo de garantizar la seguridad alimentaria y la calidad de vida a sus habitantes, con acciones financiadas por esa organización.

"La intención de ejecutar versiones del Hambre Cero es importante para el desarrollo y (para) llevar adelante la experiencia y la tecnología de ese programa para avanzar en los proyectos de seguridad alimentaria", señaló.

El encuentro en Brasilia discutirá formas de promover la agricultura, la seguridad alimentaria y el desarrollo rural como parte de la denominada cooperación sur-sur (América del Sur y Africa del Sur).

Africa recibe en la actualidad cerca de 60 por ciento de los recursos de la Agencia Brasileña de Cooperación (ABC) destinados a la ayuda internacional, con 50 proyectos en el área de seguridad alimentaria en 18 países africanos.

La XVIII reunión del Consejo Agropecuario del Sur, dio comienzo está tarde con las palabras de bienvenida de los ministros de Agricultura de Argentina, Julián Domínguez y de Paraguay, Enzo Cardozo, presidente pro tempore del foro ministerial. En el encuentro participan, sus iguales; por Chile, José Antonio Galilea; por Uruguay, Tabaré Aguerre y por Brasil, el viceministro; José Gerardo Fontelles.
Finalizó, esta tarde, la XVIII Reunión del CAS, en Buenos Aires. Los acuerdos comprenden, entre otros, un Proyecto de Cooperación en materia de Sanidad Animal Regional, así como lineamientos estratégicos para el organismo, también hay una declaración de solidaridad hacia Chile de los países miembros del CAS.
Los ministros de Agricultura del Mercosur reunidos ayer (6) en esta Capital, en el Consejo Agropecuario del Sur, celebraron la decisión "política" de la Unión Europea de relanzar las negociaciones comerciales con Mercosur, interrumpidas desde 2004 y que posibilitará las agroexportaciones de la región.