Artículos de opinión

Aporte de las mujeres rurales

Mónica Novillo G.

Domingo, 19 Noviembre 2017

Cuando los extractivismos y la corrupción se encuentran

Eduardo Gudynas

Jueves, 09 Noviembre 2017

Indígenas avasallados por otros indígenas en Bolivia

JOSÉ LUIS BAPTISTA MORALES

Domingo, 29 Octubre 2017

Envíe su artículo

Posts @IPDRS

El senador brasileño Geraldo Mezquita Junior, vicepresidente de la Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara Alta, abogó  por el ingreso de Venezuela al Mercosur, durante la sesión en que fue aprobada la designación del nuevo embajador en ese país.

El congresista, del Partido Movimiento Democrático Brasileño (PMDB) e integrante d el bloque oficialista, dijo que la inclusión de Venezuela en el Mercosur lo "tornará más representativo".

En diciembre pasado, y luego de dos años de debates, el Congreso respaldó el ingreso venezolano al Mercosur, que ya cuenta con el aval de Argentina y Uruguay, pero no tiene la aceptación de Paraguay.

En ese sentido, el senador Eduardo Azeredo, titular de la Comisión de Exteriores, comentó que se reunió recientemente con congresistas  paraguayos y aseguró que "no hay perspectivas de aprobación de Venezuela" en la legislatura de Asunción.   

Hace un mes, el senador Romero Jucá, del PMDB, y jefe de la bancada oficialista, declaró que tratará de persuadir a sus colegas paraguayos, gesto que le valió un agradecimiento del presidente Hugo Chávez.

En tanto, senadores opositores manifestaron  críticas al gobierno de Chávez. En ese orden,  Arthur Virgilio, del Partido de la Socialdemocracia (PSDB), dijo que en Venezuela "no se respeta la libertad de prensa y se montan procesos por corrupción a los adversarios políticos del gobierno autoritario del coronel Chávez".  Comparó a Venezuela con la "dictadura" que, según opinó, impera en Cuba.

Expectativas para el diseño de una nueva arquitectura internacional y el mejoramiento de las relaciones entre América Latina y la Unión Europea generó la cumbre realizada en Madrid con la presencia de 60 mandatarios y representantes de gobierno

La tónica del encuentro fue también la crítica a la política migratoria de los países europeos, a la existencia de UNASUR y la carrera armamentista de los países de la región   y a la firma de Tratados de Comercio que debilitan a la Comunidad Andina de Naciones.

El presidente de la Unión Europea, Rodríguez Zapatero,  calificó de histórico este encuentro que deberá traducirse en acciones concretas y prácticas.

El Presidente Correa precisó que UE y España deben ser  más flexibles en los temas de la regularización y residencia para que la estadía de los migrantes  no se vea afectada, y que hay que generar acciones desde el Estado con las entidades financieras y de crédito para que se otorguen facilidades para el pago de sus hipotecas y deudas.

Además calificó de incierto el futuro de la Comunidad Andina de Naciones luego de que dos de sus cuatro integrantes, Perú y Colombia, firmaran un acuerdo comercial con la Unión Europea, los que contradicen la normativa andina.

Mientras el presidente de Perú, Alan García, expresó su desengaño ante UNASUR y el gasto armamentista emprendido por algunos de sus países miembros, el presidente Correa advierte que la CAN debe fusionarse con MERCOSUR, como resultado de la creación de la Unión de Naciones Suramericanas

Los presidentes de Colombia y Perú destacaron el gran paso que suponen los tratados comerciales firmados por sus países con la Unión Europea, los que, en el caso de Colombia consolidarán el crecimiento de 6% previsto para este año.  Para Perú, este acuerdo, más que comercial  es económico, social y político

 Ecuador suspendió las negociaciones con la Unión Europea y, a través del canciller Ricardo Patiño afirmó que jamás se firmará un Tratado de Libre Comercio con la UE, tema que aterra a los empresarios ecuatorianos por las dificultades que esta posición  puede traer a su actividad, luego de la apertura demostrada por los países vecinos.

Sin embargo, el presidente Correa ha ratificado que desde junio se reiniciarán estas conversaciones, diálogo que ha sido impulsado por la vicepresidenta española María Fernández de la Vega, quien habría telefoneado al mandatario ecuatoriano para retomar estas conversaciones.

Una delegación de la UE llegará en junio para avanzar en las conversaciones que llevarían a la firma de un acuerdo comercial con la economía más fuerte del mundo.

El presidente de Paraguay, Fernando Lugo, dijo que países que integran el Mercosur y la Unasur presentarán propuestas específicas para proteger el planeta, en la próxima cumbre que se realizará en México.

Lugo indicó que el tercer punto tratado en la cumbre de la Unión Europea fue el medio ambiente, donde se previó un compromiso de los latinoamericanos para la próxima cumbre que se llevará a cabo en México.

"Si bien la (cumbre) de Copenague no llenó las expectativas porque no se le incluyeron a los países poderosos y que más dañan al planeta, se verá cómo se pueden ejecutar medidas para que en dichos países se comprometan, en especial aquellos productores", sostuvo.

Agregó que los países que integran los bloques del Mercosur y la Unasur establecerán propuestas específicas para proteger el planeta, las cuales serán expuestas en México.

El presidente de la Comisión Europea, José Manuel Barroso, prometió medidas de compensación para los sectores afectados por cualquier acuerdo de comercio, especialmente la agricultura.

La decisión de la Unión Europea de relanzar las negociaciones comerciales con el bloque de países del Mercosur ha tenido fuerte oposición de parte de los ministros de Agricultura europeos, quienes temen que un acuerdo pueda dejar sin empleo a miles de agricultores.

La UE se reúne con los países del Mercosur -Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay- en un encuentro entre la UE y América Latina de esta semana en Madrid, donde relanzaron formalmente las conversaciones suspendidas desde 2004.

Cualquier acuerdo en estas negociaciones podría implicar que Europa reduzca sus aranceles para las importaciones agrícolas, a cambio de un mayor acceso al mercado de servicios y telecomunicaciones del Mercosur.

En el inicio de un encuentro de los ministros de Agricultura de la UE en Bruselas este lunes, el ministro francés, Bruno Le Maire, reiteró el rechazo de su país a un acuerdo, algo que fue puesto de manifiesto la semana pasada en una declaración firmada por otros siete miembros de la UE.

"Francia se opone al relanzamiento de las negociaciones entre la UE y el Mercosur", comentó Le Maire a periodistas, para después agregar que su visión era compartida por el presidente francés, Nicolas Sarkozy.

"No veo por qué la agricultura siempre tiene que ser la ficha de cambio en las negociaciones comerciales de Europa (...), especialmente cuando cierto número de países de Sudamérica, especialmente Argentina, ponen nuevas tarifas proteccionistas en la importación de alimentos", señaló.

Le Maire advirtió a sus colegas que eliminar los aranceles de importación en los productos agrícolas provenientes del Mercosur derivaría en un incremento de 70 por ciento en la importación de carne, así como 25 por ciento en la de productos avícolas.

Durante el encuentro del lunes fueron varios los países de la UE que se mostraron en contra de las negociaciones, los que se sumaron así a los ocho países que lo dejaron de manifiesto la semana pasada, llevando el total a "cerca de 15", indicó una fuente de la UE.

En su primera participación de un encuentro de la UE, el nuevo ministro de agricultura italiano, Giancarlo Galan, comentó que las negociaciones representaban un gran riesgo para los agricultores europeos, dijo otra fuente del encuentro.

Por su parte, el representante de Irlanda expresó su seria preocupación sobre el impacto potencial en el sector ganadero de su país, ya que este enfrentaría una severa competencia de las importaciones desde Brasil y Argentina.

Fuentes de la reunión dijeron que Alemania "se mostró más en contra que a favor" de reabrir las conversaciones, pero Gran Bretaña, Suecia, República Checa, Dinamarca y Holanda están dispuestos y listos a negociar.

La reunión alcanzó un consenso respecto a que la Comisión Europea debería evaluar cautelosamente el impacto de cualquier acuerdo entre la UE y el Mercosur antes de firmarlo, y esto no debería frenar el proceso en las también estancadas negociaciones de la Ronda de Doha.

"Es un asunto sensible para la agricultura", dijo el comisario agrícola de la UE, Dacian Ciolos, pero es muy pronto para decir cual será el impacto en los agricultores de la UE, añadió.

El presidente de la Comisión Europea, José Manuel Barroso, ha prometido medidas de compensación para los sectores afectados por cualquier acuerdo de comercio, especialmente la agricultura.

Reuters

Los representantes políticos de Unión Europea y América Latina y el Caribe se reunirán en Madrid desde hoy y hasta el 18 para mantener un diálogo político sobre problemas mundiales claves como la situación económica, la nueva arquitectura financiera internacional y el cambio climático.

Se espera la reanudación de negociaciones entre UE y MERCOSUR, acción que creará la mayor zona de libre comercio del mundo, en función de la cooperación política entre ambos bloques.

La delegación oficial uruguaya está integrada por el Canciller de la República, Luis Almagro; y los Ministros de Turismo y Deporte, Héctor Lescano; y de Educación y Cultura, Ricardo Ehrlich. También viajan el Subsecretario de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente; Jorge Patrone; y el Director General para Asuntos Económicos Internacionales, Embajador Gonzalo Koncke.

La VI Cumbre UE-ALC será una oportunidad para que los líderes de la UE - ALC debatan entre sí los problemas mundiales, con la finalidad de centrar la atención en el tema principal de este año: "Innovación y tecnología para el desarrollo sostenible y la integración social".

Los representantes también ratificarán el compromiso con Haití y su proceso de recuperación y reconstrucción. Entre los principales resultados previstos, se espera la conclusión de las negociaciones para un Acuerdo Multilateral de Comercio con Colombia y Perú.

Se espera que durante la Cumbre, los líderes de la UE y de ALC adopten una declaración política conjunta reafirmando el compromiso de continuar promoviendo y fortaleciendo la relación estratégica entre ambas regiones. El documento se basará en principios, valores e intereses comunes, y un Plan de Acción, que incluye una serie iniciativas concretas en ámbitos de trabajo prioritarios.