Sudamérica Rural Suscribase

Somos parte de

Artículos de opinión

François Houtart, extraordinario ser humano

Gustavo Pérez Ramírez

Jueves, 22 Junio 2017

Cinco Reflexiones sobre el fin de la guerra en Colombia y la dejación de armas de las FARC

Achiote Colectivo Agrario Abya Yala

Viernes, 09 Junio 2017

Mirarse en el espejo de la soberanía alimentaria

Ruth Bautista Durán

Miércoles, 07 Junio 2017

Envíe su artículo

Contáctenos

Av. 20 de octubre # 2396, casi esq. Belisario Salinas
Edif. María Haydee. Piso 12
Telf. 591-2-2115952
Casilla Nº 9052
Contacto: ipdrs@sudamericarural.org
La Paz – Bolivia
NIT: 169994029

Por Jim Lobe
 
WASHINGTON, 6 nov (IPS) -
La Contraloría General de Estados Unidos (GAO, por sus siglas en inglés), que funciona en la órbita del Congreso legislativo pero de forma independiente, concluyó que el Plan Colombia contra las drogas y la insurgencia aprobado en 1999 por el gobierno de Bill Clinton (1993-2001) fracasó rotundamente.

El Plan parece haber alcanzado la meta de reducir en esos seis años la producción de drogas en la nación andina al menos a la mitad, pero sólo en lo que refiere al cultivo de adormidera (amapola) y al procesamiento de heroína, según el informe de la GAO publicado esta semana.

Pero los cultivos de coca, mucho más extensos, aumentaron 15 por ciento en los seis años, y la producción de cocaína, cuatro por ciento, agrega el estudio.

Los resultados de la investigación de la GAO podrían alentar un rediseño de la estrategia antidrogas estadounidense, en especial hacia Colombia y otros países andinos, tras la investidura el 20 de enero próximo del presidente electo Barack Obama.

"El nuevo gobierno y el nuevo Congreso deberían aprovechar la oportunidad de lanzar un debate serio hacia una política realista sobre drogas", dijo el experto en narcotráfico John Walsh, de la no gubernamental Oficina en Washington sobre América Latina (WOLA).

Según Walsh, tal política no debería "esperar resultados inmediatos y radicales", pero sí "concretar las inversiones necesarias en desarrollo rural y en la construcción de instituciones civiles fuertes".

WOLA rechaza lo que percibe como un énfasis desproporcionado en la asistencia militar y en la fumigación aérea para erradicar los cultivos de coca en el Plan Colombia.

"Está de más decir a estas alturas que el programa mejor diseñado y ejecutado en Colombia sería en vano si Estados Unidos no toma en cuenta la demanda de cocaína" en su propio territorio, sostuvo Walsh.

Adam Isacson, experto en asuntos colombianos del Centro para las Políticas Internacionales (CIP, por sus siglas en inglés) con sede en Washington, consideró que el informe de la GAO "representa una oportunidad para repensar una política que, obviamente, no funciona".

"Esto, combinado con las malas noticias en materia de derechos humanos procedentes de Colombia, deberían inspirar a la próxima administración un cambio de rumbo", afirmó Isaacson.

El experto se refería al cese la semana pasada de 27 militares, entre ellos tres generales y otros 17 oficiales entrenados por Estados Unidos, así como soldados acusados de ejecución extrajudicial de civiles inocentes a los que disfrazaron como guerrilleros.

La intención de esas masacres era elevar artificialmente a los ojos del público el saldo de bajas de las insurgentes Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

Los ceses, decididos luego de una prolongada investigación sobre incidentes que, según organizaciones de derechos humanos, constituyen la punta del iceberg, derivaron en la suspensión de la ayuda militar estadounidense a tres unidades del ejército implicadas.

Washington tomó la decisión en cumplimiento de la Ley Leahy, que exige la suspensión de esa asistencia en caso de que se recabe evidencia de peso sobre la participación de las brigadas en cuestión en graves violaciones de derechos humanos.

El martes, luego de los despidos, presentó renuncia a su cargo el comandante del ejército de Colombia, general Mario Montoya, un militar entrenado en Estados Unidos acusado de serios abusos.

Las últimas noticias referidas a Colombia no llamaron mayormente la atención en Washington debido a las elecciones del martes, pero podrían tener un impacto importante en Washington una vez que asuman en enero Obama y los nuevos legisladores.

Obama, como la mayoría de su partido, el opositor Demócrata, se resiste a ratificar el tratado de libre comercio con Colombia debido a las preocupaciones en materia de derechos laborales, en especial el asesinato de sindicalistas por parte de escuadrones de la muerte, y por la ejecución de civiles.

El mayor control del Partido Demócrata sobre el Congreso luego de que asuman los nuevos legisladores demócratas también conspira contra la pretensión del presidente colombiano Álvaro Uribe de una rápida ratificación del tratado.

Según Isacson, la preferencia de Uribe por el rival de Obama en las elecciones presidenciales, el senador oficialista John McCain, no le ayudarán a granjearse amigos en el nuevo gobierno estadounidense.

El presidente colombiano fue una de las pocas figuras políticas extranjeras que se reunieron durante la campaña electoral con la compañera de fórmula de McCain, Sarah Palin, gobernadora de Alaska.

Sin embargo, Dan Restrepo, quien posiblemente se hará cargo de las relaciones con América Latina en el gobierno de Obama, facilitó el contacto entre Uribe y dirigentes demócratas a comienzos de este año.

En el marco de una seria crisis financiera, la mayoría de los analistas prevén que el Plan Colombia sería una de las víctimas de los recortes financieros que se analizarían el año próximo.

Bogotá ha recibido unos 700 millones de dólares anuales en asistencia de Washington en los últimos tiempos, la mayor parte correspondiente al Plan Colombia. Se trata del principal beneficiario de la ayuda estadounidense en América Latina y uno de los mayores de todo el mundo.

Noventa por ciento de la cocaína consumida en Estados Unidos procede de ese país sudamericano, según la Oficina de Política Nacional contra las Drogas de la Casa Blanca (ONDCP), organismo que defiende con fuerza la asistencia militar y la erradicación de cultivos mediante fumigación aérea.

El director de la ONDCP, John Walters, insistió en que el Plan Colombia cumplió, en algunos casos superándolas, nueve de sus diez metas originales no analizadas en el informe de la GAO, según indica un apéndice de la publicación.

De hecho, el estudio destaca que la asistencia militar y de seguridad incluida en el Plan "mejoró el clima de seguridad", pero advirtió que esos avances "no son irreversibles", pues persiste la amenaza de las FARC y otras organizaciones irregulares.

Por otra parte, la GAO reveló que buena parte de la asistencia asignada al desarrollo de cultivos alternativos a los de drogas no se canalizó hacia las áreas cocaleras.

"La consecuencia final es que estamos rociando cantidades masivas de herbicida sobre campesinos en las áreas con menos presencia del gobierno, sin que les demos ningún otro medio para subsistir ni tampoco seguridad alimentaria básica", dijo Isacson a IPS.

Una red de instituciones de la sociedad civil, entre ellas WOLA, CIP y el Grupo de Trabajo sobre América Latina, llamó la semana pasada a reasignar la asistencia del Plan Colombia, de modo de reducir la destinada a las fuerzas armadas, la seguridad y la fumigación y de aumentar la dirigida al desarrollo social y económico de áreas rurales y con presencia relativamente escasa del gobierno.

Entre 2000 y 2007, alrededor de 80 por ciento de la ayuda se entregó al ejército y la policía. El Congreso estadounidense redujo esa proporción a 65 por ciento.

Isacson consideró que la ayuda social y económica debería superar a la militar y policial a partir de 2009.(FIN/2008)

 

www.ipsnoticias.net/nota.asp?idnews=90378

 
Adital - La Sesión Consultiva de los Pueblos Indígenas que asiste a la VII Sesión del Fondo para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas de América Latina y el Caribe (Fondo Indígena) se pronunciaron contra el modelo económico global, que provoca la invasión de los territorios indígenas y la criminalización de sus protestas, expresada en persecuciones, asesinatos, desplazamientos forzados y desapariciones.
 
La Sesión del Fondo Indígena, que se desarrolla en esta ciudad, reúne a representantes de los países de Norte, Centro y Sudamérica. En ella, los líderes indígenas unieron a su rechazo al modelo económico, su respaldo y solidaridad a las luchas de los Pueblos Indígenas de Colombia y Perú. Su pronunciamiento fue entregado a la Asamblea.
 
En la Sesión participan representantes de varios Estados del continente. La ausencia de delegados del gobierno peruano fue sumamente cuestionada por las asistentes.
 
Miguel Palacín Quispe, Coordinador General de la Coordinadora Andina de Organizaciones Indígenas, CAOI, quien participa en la VII Sesión, señaló que la globalización neoliberal representa una nueva conquista, similar a la perpetrada hace 516 años, que buscó el exterminio de los Pueblos Indígenas.
 
"Pero seguimos vivos -subrayó- y hemos pasado de la resistencia a la propuesta. Los Pueblos Indígenas oponemos a esta nueva invasión nuestra opción de Buen Vivir para toda la Humanidad, sustentado en nuestros valores y prácticas ancestrales de complementariedad, equidad y reciprocidad entre los hombres, los pueblos y la Madre Naturaleza".

www.adital.com.br/site/noticia.asp?lang=ES&cod=35925

Fernández, se derrumbó un año después de las elecciones generales que ganó en primera vuelta, y ahora apenas alcanza 30 por ciento de aprobación.

El actual escenario político del país sudamericano es muy diferente al del 27 de octubre del año pasado, cuando Fernández ganó los comicios con 45 por ciento de los votos, contra 22 por ciento que alcanzó la conservadora líder de Coalición Cívica, Elisa Carrió.

El aval de los sufragios anticipó un cómodo inicio de gobierno para la nueva jefa de Estado, ya que el 10 de noviembre de 2007 asumió el cargo con una mayoría absoluta del oficialismo en la Cámara de Diputados y en el Senado.

La oposición, mientras, quedó desdibujada y con poco peso, debido en parte a que en ese momento la población se sentía confiada con una economía creciendo a un ritmo anual de 9.0 por ciento en promedio que Néstor Kirchner (2003-2007) le dejó como herencia a su esposa.

Las condiciones en las cuales Fernández ganó la Presidencia hace un año parecen muy lejanas, porque sus primeros meses de gobierno quedaron marcados por una crisis con el sector agropecuario que debilitó su imagen e hizo crecer políticamente a sus opositores.

En marzo anterior, las encuestas coincidían en que 70 por ciento de los argentinos no recordaba ninguna medida de gobierno de la presidenta Fernández.

Pero ese mismo mes, la mandataria decretó la aplicación de retenciones (impuestos) móviles a la exportación de granos sin medir las consecuencias que tendrían las protestas de las corporaciones agropecuarias.

Desde marzo hasta julio, el país vivió en la zozobra social y política, ya que los empresarios rurales realizaron cuatro huelgas, bloquearon caminos, desabastecieron de alimentos a las grandes ciudades y, sobre todo, debilitaron al gobierno.

Tanto fue el peso de la protesta agraria, que el 18 de julio, el vicepresidente Julio Cobos tuvo en sus manos el voto decisivo para avalar o no las retenciones y decidió darle la espalda a la presidenta, quien perdió así su primera batalla importante.

Al perder peso la autoridad de Fernández, la oposición ganó en popularidad y aunque aún faltan tres años para las elecciones presidenciales ya hay precampañas electorales que postulan a Cobos, a Carrió y al ex gobernador de Buenos Aires, Felipe Solá.

El aniversario de lo que fueron unas felices elecciones para el matrimonio Kirchner se cumplirá justo con la presidenta en otra nueva y trascendente pelea para lograr que el Congreso avale la reestatización de los fondos de pensiones y jubilaciones.

Como en el conflicto con el sector agropecuario, la derecha periodística, económica y política se volcó contra el gobierno e inició una campaña para denunciar que Fernández quiere quedarse con los 30 mil millones de dólares que dejan las administradoras.

A ello se le suma la incertidumbre de la población sobre el futuro económico por la crisis financiera internacional y, por lo que señalan en las encuestas, es muy poca la confianza en la capacidad que tendrá la presidenta para salir adelante.

 

www.cronica.com.mx/nota.php?id_nota=393574

Aparecer en la última foto del más desprestigiado presidente estadounidense de la historia, George W. Bush, lejos de atraerle alguna simpatía, sólo le ha valido burlas y ser acusado de incoherente por propios y extraños, además de no solucionar ninguna de las humillaciones que el Paraguay sigue sufriendo en la región y que tanto Lugo como su entorno sólo han logrado acentuar con poses inapropiadas y declaraciones ridículas.
HUMILLACIÓN CONTINÚA

Una vez más, el gobierno del Paraguay, ahora con Fernando Lugo se ha visto avasallado por las maniobras militares brasileñas en la frontera con Paraguay. "Se ha dispuesto que las Unidades Militares del Paraguay, sin detrimento de sus prácticas habituales y cotidianas, se mantengan atentas al desarrollo de dichos ejercicios fronterizos", se asegura en un comunicado más de retórica que capaz de traducirse en la práctica, emitido por el Ministerio de Defensa de Paraguay.

Brasil comenzó esta semana la denominada Operación Frontera Sur II. Se trata de un despliegue bélico que implicará a 10.000 militares, carros de combate, aviones, barcos, municiones reales y que se hará en toda la frontera Sur-Oeste del Brasil, con Uruguay, Argentina y Paraguay.
Estos ejercicios son habituales, tanto como los que realizan los Estados Unidos en varias areas del territorio paraguayo, ante la mirada impotente de las autoridades.
La situación no parece que vaya a cambiar con el gobierno del obispo Fernando Lugo, quien incluso depende de la aviación brasileña para realizar sus viajes, y cuyo gobierno incluso asesina campesinos paraguayos en defensa de terratenientes brasileños, en su mayoría traficantes de soja transgénica.
El predominio brasileño en Paraguay es una constante desde 1870, cuando el país fue invadido por una coalición entre Argentina, el Brasil y Uruguay sufragados por el imperio inglés en beneficio del libre cambio en Sudamérica

RETÓRICA HUECA

Toda la retorica hidronacionalista del obispo Fernando Lugo ha demostrado ser apenas pirotecnia populista, cuando a la hora de la verdad termina condecorando al embajador del Brasil. El embajador brasileño Pecly Moreira fue condecorado ayer por el Gobierno del obispo Fernando Lugo, en medio de una supuesta tensión en la frontera este del país, colindante con Brasil.

Brasilia considera una extensa franja de territorio paraguayo limítrofe como territorio brasileño, por estar habitado por traficantes de soja transgénica, subsidiarios de Monsanto, nacidos en Brasil. Todas sus ganancias, por otro lado, van a parar en los bancos de ese pais.
Los brasileños se apoderaron de grandes extensiones de esas tierras cuando fueron rematadas por organismos paraguayos que deberían haberlas dedicado a reforma agraria. El principal responsable del negociado fue el jerarca de la dictadura de Stroessner Juan Manuel Frutos, referente de la Liga Mundial Anticomunista, vinculada a la Secta Moon al igual que el dueño del diario ABC color, Aldo Zucolillo.

www.lanacion.com.py/noticias-210412.html

El ingeniero Alejandro Deregibus de la Universidad de Buenos Aires aseguró que los pastizales naturales de la región tienen un potencial "mucho mayor al imaginado" y que para descubrirlo "sólo es cuestión de revisar cuáles son las limitantes del ambiente" y "suplirlos con el aporte de minerales".
El especialista sostuvo que "los pastizales de la región del Cono Sur de Sudamérica están siendo rápidamente reemplazados por cultivos intensivos como la soja, el arroz o las forestaciones de pinos y eucaliptos". "Estos cultivos ofrecen ganancias de más corto plazo", pero "no son duraderas", replicó.

A su par, el ingeniero agrónomo y Profesor de la Universidad de Río Grande do Sul Carlos Nabinguer llamó a "manejar racionalmente los pastizales con cargas adecuadas y espacios de suplementación". "No sólo tendremos rentas comparables a las de la agricultura, sino que estas serán mucho más estables y sostenibles en el tiempo", señaló.

Por su parte, los biólogos Jose Luis Cartes y Joaquín Aldabe advirtieron una pérdida sostenida de diversidad de los pastizales en la región, como consecuencia de la sustitución de los campos naturales y reiteraron que "la producción ganadera en sistemas pastoriles a campo es una actividad compatible con la conservación del ambiente de pampas y campos".

Los especialistas detallaron que "existe una buena cantidad de especies de aves amenazadas de extinción a nivel global, como el Tordo Amarillo y los Yetapáes, que viven perfectamente en sistemas de este tipo".

En tanto, Fernando Adauto, dirigente de la Federación Agraria de Río Grande do Sul, además ingeniero agrónomo y productor de Angus de calidad en la zona de Bagé, sostuvo que la organización es fundamental para elevar la calidad productiva y cuidar en paralelo al medio ambiente.

El dirigente dijo que cuarenta productores en la zona en la que produce se organizaron para readecuar la carga animal en los suelos, rotar los potreros y suplir en pequeñas dosis a los pastizales.

Luego obtuvieron una "Denominación de Origen" y en breve alcanzarán certificaciones para acceder a mercados internacionales. En breve podremos decir que nuestras carnes no sólo contribuyen a preservar las tradiciones pecuarias sino también al medio ambiente".

Los especialistas se reunieron en Mercedes con productores locales y referentes de organizaciones pecuarias con el fin de discutir nuevos sistemas pastoriles que protejan al medio ambiente y aseguren explotaciones sustentables.

"La ganadería basada en campos naturales, y con el aporte de tecnología que permite mejorar el rendimiento o condición de las pasturas, tiene no sólo un gran potencial económico, sino que encierra beneficios ambientales y ecológicos que deben ser reconocidos y valorados", destacaron los productores.

Luego definieron como "urgente" a la instrumentación de medidas para realzar el "valor a los productos rurales producidos en base a pastizales naturales bien manejados" y "diferenciarlos por su calidad tangible" y por el "compromiso ecológico" que este tipo de producciones encierra.

www.momarandu.com/amanoticias.php?a=7&b=0&c=84871