Artículos de opinión

Tipnis = Agua

ELIZABETH VARGAS SOLÁ

Domingo, 17 Septiembre 2017

Agronegocio: práctica y discurso

Enrique Castañón Ballivián

Jueves, 03 Agosto 2017

Envíe su artículo

Posts @IPDRS

Humedales de Venezuela

Fuente: Fundación Tierra Viva
Autoría: Alejandro Luy
Fecha: Martes, 31 Enero 2017

Una gran parte del territorio de Venezuela está cubierta por ambientes dominados por la presencia de agua, cuya dinámica determina la existencia de animales y plantas. Son, por decirlo de alguna manera, “tierras de agua”.

Estos ambientes son llamados humedales, y han sido definidos como “extensiones de marismas, pantanos, turberas o aguas de régimen natural o artificial, permanentes o temporales, estancadas o corrientes, dulces, salobres o saladas incluyendo las extensiones de agua marina cuya profundidad en marea baja no exceda de seis metros”.

En esa definición se incluyen espacios de origen natural o creados por el hombre tan diversos como lagos, lagunas, ríos, embalses, arrozales, esteros, morichales, bosques inundados, manglares, playas y arrecifes coralinos.

La mayor extensión de los humedales en Venezuela se encuentra en los llanos. Allí están presentes los esteros, que son unas sabanas que permanecen inundadas prácticamente todo el año, tanto en la época de lluvia como la de sequía. El segundo humedal más grande de Venezuela es el Delta del río Orinoco, donde los ambientes predominantes son los manglares y los morichales. Las lagunas costeras como las de Píritu, Unare y la del Parque Nacional Laguna de Tacarigua forman parte de la variedad de humedales del país. Los lagoa de Valencia y Maracaibo es otro de los humedales importantes de Venezuela

Los humedales brindan una gran cantidad de beneficios al hombre. Protegen contra las inundaciones, regulan el ciclo del agua y son fuente de suministro del vital líquido, contribuyen a la conservación de los recursos, y son áreas de cría y cultivo de muchas especies de animales y plantas utilizadas en la alimentación del hombre. Además muchos de ellos tienen valores culturales e incluso religiosos.

Algunos datos contribuyen a entender la importancia de los humedales:

1. Los ecosistemas de agua dulce sólo cubren el 2% de la superficie de la Tierra, pero alojan a más del 40% de las especies del mundo y al 12% de todas las especies animales.

2. Los arrecifes de coral son ecosistemas con una diversidad biológica del planeta tan importante como la de los bosques húmedos tropicales, que son los ecosistemas terrestres de mayor diversidad.

3. El pescado, es la principal fuente de proteína de casi 1.000 millones de personas y un componente importante de la dieta de muchas más. Las dos terceras partes del pescado consumido en el mundo depende de humedales costeros, ya que en ellos desarrolla alguna etapa de su ciclo biológico.

4. El arroz, constituye el alimento básico de 3.000 millones de personas, la mitad de la población del mundo. Los arrozales son humedales creados por el hombre.

5. En Australia en el Parque Marino de la Gran Barrera de Arrecifes se registraron 1,6 millones de días/visitante en 1997, valorados en más de 540 millones de dólares EE.UU. Los países del Caribe dependen sus playas y arrecifes para atraer a millones de visitantes cada año y su industria turística aporta más del 50% de sus ingresos. Los observadores de aves y los cazadores de patos y otras aves de Canadá, México y los EE.UU, en conjunto generan actividades económicas valoradas en más de 20.000 millones de dólares EE.UU. por año.

6. Los cocodrílidos dependen de los hábitats de humedales y la mayor parte de las especies necesitan extensas zonas de humedales inalterados para mantener sus poblaciones. Estos animales son valiosos para el hombre tanto por su carne como por sus pieles. El comercio internacional de pieles está valorado actualmente en 500 millones de dólares EE.UU anuales.

7. Un ejemplo del papel vital de los humedales en el desarrollo del país podemos verlo en Venezuela. En este país, el 70% de la energía del país es generada por las aguas del río Caroní y sus tributarios, y los embalses asociados a las centrales Macagua, Guri y Caruachi. Justo en estos momentos estamos viviendo las consecuencias de que estos humedales no estén en su plena conservación.

El término humedal se instauró en 1971, en ciudad iraní Ramsar, cuando se firmó la Convención sobre los Humedales, que es un tratado intergubernamental que sirve de marco para la acción nacional y la cooperación internacional en pro de la conservación y uso racional de los humedales y sus recursos.

Cada país signatario de la convención debe ratificar su compromiso incorporando a, al menos, un área a la Lista de Humedales de Importancia Internacional. De acuerdo a la Convención Ramsar (www.ramsar.org), en la actualidad hay 150 países contratantes y 1590 humedales, con una superficie total de 134 millones de hectáreas, designados para ser incluidos en la Lista de Humedales de Importancia Internacional de Ramsar. 33 humedales de la Lista Ramsar tambiÉn están incluidos en la Lista de Patrimonio Mundial de la UNESCO.

Venezuela es uno de los países signatarios de la Convención la cual ratificó en 1988 con la inclusión del Refugio de Fauna Silvestre de Cuare, Estado Falcón. Posteriormente, en 1996, incorporó cuatro nuevas áreas a la lista de humedales de importancia internacional: el Refugio de Fauna Silvestre y Reserva de Pesca de Los Olivitos, Estado Zulia; el Parque Nacional Archipiélago de los Roques, Dependencias Federales; el Parque Nacional Laguna de la Restinga, Estado Nueva Esparta; y el Parque Nacional Laguna de Tacarigua, Estado Miranda.

Al firmar esta convención, Venezuela adquirió un compromiso con los ciudadanos de todo el mundo para protección de todos sus humedales, y muy especialmente a los incluidos a la lista Ramsar.

 

*Alejandro Luy, Gerente general de Fundación Tierra Viva