Sudamérica Rural Suscribase

Somos parte de

Artículos de opinión

El caso de Bosque Tsimane

Ismael Guzmán T.

Martes, 18 Julio 2017

LA POLÍTICA DE HOY

Hernán Ruiz Fournier

Lunes, 03 Julio 2017

Envíe su artículo

Contáctenos

Av. 20 de octubre # 2396, casi esq. Belisario Salinas
Edif. María Haydee. Piso 12
Telf. 591-2-2115952
Casilla Nº 9052
Contacto: ipdrs@sudamericarural.org
La Paz – Bolivia
NIT: 169994029

ODS 12, discusión de los ODS en clave rural y en el ámbito de Bolivia: Garantizar modalidades de consumo y producción sostenible

Fuente: IPDRS
Autoría: Rosmery Villca Casas
Fecha: Lunes, 30 Enero 2017

ODS 12, discusión de los ODS en clave rural y en el ámbito de Bolivia: Garantizar modalidades de consumo y producción sostenible

VILLCA CASAS, Rosmery

(CIDES – UMSA. Maestría en Desarrollo Rural Sostenible 2016 – 2017)

 

 

  1. Introducción

Los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) se encontraban dirigidos a buscar el “desarrollo humano” como respuesta a la excesiva búsqueda del desarrollo económico, algunas veces a un alto costo humano y del medio ambiente.

Al respecto, Adela Cortina[1] el 2014 señalaba que “los ODM tenían entre sus objetivos reducir la pobreza extrema y el hambre para el 2015, efectivamente la pobreza extrema se ha reducido a la mitad pero las desigualdades aumento”, al respecto, Jean Siegler (2009), señala que de los “1,4 billones de personas que viven en pobreza extrema en el mundo hoy, 75% viven y trabajan en áreas rurales”[2].

En este marco, Bolivia favorecida por una década de contar con mejores ingresos de los Hidrocarburos[3], se permitió cumplir con la mayor parte de los objetivos del milenio; por ejemplo, redujo la pobreza extrema en un 42.8% (el 2005 la pobreza extrema en el país alcanzaba el 87.2%, el 2014 se redujo al 44.4%)[4], hecho reconocido por las Naciones Unidas y CEPAL, sin embargo, en el Plan Nacional de Desarrollo Económico Social 2016 – 2020 el Estado Boliviano reconoce que al 2012 la desnutrición crónica en el área rural alcanzó el 25.9% y urbana 14.6% y la pobreza extrema en el 2014 en área rural es del 36.1% y en área urbana del 8.3%.

Sin embargo, después de una revisión exhaustiva del PNDES 2016 - 2020 no se encontró programas, proyectos, indicadores o líneas de acción específicas destinadas a reducir la pobreza extrema en el área rural.

Al respecto, el Relator Especial (FAO, 2009), establece que la situación de hambre tiene origen primario en:

“los modos de producción que han desprovisto de viabilidad a la agricultura a pequeñas escala relegándola, en el mejor de los casos, a un carácter de agricultura de subsistencia. Incapaces de competir y relegados a los suelos más pobres (montañosos, áridos, proclives a la erosión) los agricultores a pequeña escala han sido marginados […] Las consecuencias de estos hechos son bien conocidas: el poder adquisitivo de grandes grupos de población es actualmente insuficiente para comprar los alimentos de los mercados. El hambre se deriva históricamente de la sustracción de sus medios de subsistencia a esta gran masa de pequeños agricultores. No es una calamidad. Es un proceso de desarrollo. Podría haber sido de otra manera”

Frente a este panorama el Relator Especial Sr. Olivier De Schutter en el informe anual ante el concejo de Derechos Humanos presentado en su 16° periodo de sesiones de fecha de 20 de diciembre de 2010 plantea que en un contexto de crisis alimentaria, ecológica y energética, la cuestión más urgente con respecto a la reinversión no es la de determinar cuánto sino cómo se invierte.

Los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) son una agenda de trabajo para los próximos 15 años para poner fin a la pobreza, luchar contra la desigualdad y la injusticia, y hacer frente al cambio climático, donde los 193 países que firmaron este acuerdo en septiembre de 2015 –entre los que se encuentra el Estado Plurinacional de Bolivia– plantean desvincular el crecimiento económico de la degradación del medio ambiente, promover un uso eficiente de los recursos naturales y erradicar la eliminar la pobreza.

En ese sentido, el objetivo 12 corresponde a “Garantizar modalidades de consumo y producción sostenible”. Este objetivo busca el crecimiento y el desarrollo sostenible minimizando el uso los recursos naturales y materiales tóxicos, reducir los residuos a lo largo de todo el proceso de producción y consumo. También establece que es prioritario cambiar los patrones de consumo y producción hacia prácticas más sostenibles.[5]

En este marco, se priorizaron cinco metas:

  • Aplicar el Marco Decenal de Programas sobre Modalidades de Consumo y Producción Sostenible, con la participación de todos los países y bajo el liderazgo de los países desarrollados, teniendo en cuenta el grado de desarrollo y las capacidades de los países en desarrollo.
  • Para 2030, reducir a la mitad el desperdicio mundial de alimentos per cápita en la venta al por menor y a nivel de los consumidores y reducir las pérdidas de alimentos en las cadenas de producción y distribución, incluidas las pérdidas posteriores a las cosechas.
  • Para el 2020, lograr la gestión ecológicamente racional de los productos químicos y de todos los desechos a lo largo de su ciclo de vida, de conformidad con los maracos internacionales convenidos, y reducir de manera significativa su liberación a la atmosfera, el agua y el suelo a fin de reducir al mínimo sus efectos adversos en la salud humana y el medio ambiente.
  • Promover prácticas de contratación pública que sean sostenibles, de conformidad con las políticas y prioridades nacionales.
  • Para 2030, velar por que las personas de todo el mundo tengan información y conocimiento pertinentes para el desarrollo sostenible y los estilos de vida en armonía con la naturaleza.

 

 

 

 

  1. CONTEXTO ACTUAL

Los siguientes datos de la producción agraria en Bolivia nos permiten establecer que la afirmación realizada por el Relator Especial de la FAO que el hambre y la pobreza es consecuencia directa del modelo de desarrollo implementado, veamos:

Cuadro 1

Cambio de Estructura Agrícola en Bolivia

PERIODO HISTORICO

CEREALES

TUBERCULOS

CULTIVOS INDUSTRIALES

(SOYA – AZUCAR)

Inicia %

Finaliza %

Inicia %

Finaliza %

Inicia %

Finaliza %

Primer periodo

1952 - 1980

59

46

18

8

3

-

Segundo periodo

1980 - 2006

46

36

8

 

-

11

-

Tercer periodo

2007 - 2011

36

33

-

7

-

47

Fuente: Elaboración propia con base en los datos expuesto en el libro Estrategias y Planes de desarrollo agropecuario en Bolivia – La construcción de la ruta del desarrollo sectorial (1942 – 2013). Jorge Albarracin Deker. Pág. 217. 2015

 

El cuadro nos permite ver con claridad el cambio de la estructura agrícola en Bolivia, donde los cultivos agroindustriales en 1952 representaba el 3% mientras que el 2011 la participación de estos cultivos representa el 47%; en el mismo periodo se puede observar un significativo descenso de los tubérculos.

 

Tomando en cuenta que la economía campesina indígena destina parte de su producción para alimentarse, los datos nos llevan a explicar por qué los campesinos salen de sus tierras periódicamente a la ciudad a trabajar y generar ingresos extras para satisfacer y/o complementar las necesidades alimentarias de su familia.

 

Jorque Albarracín Deker señala que en el último periodo los cereales se estabilizan en el 33% debido a que parte de la producción de los mismos es destinada a la alimentación de los animales[6]. Al respecto, la FAO (2006), señala que: “casi la mitad de la producción de cereales del mundo se utiliza para producir pienso y se prevé que el consumo de carne aumente de 37,4 kg/persona/año en 2000 a más de 52kg/personas/año en 2050, por lo que es posible que para mediados de siglo el 50% de la producción total de cereales se destine a aumentar la producción de carne”[7].

 

Cuadro 2

Población Ganadera en Bolivia Censo en Porcentaje

 

CENSO AGROPECUARIO

Aves

Aves de postura

Pollos parrilleros y vacuno[8]

Alpacas

Llamas

Porcinos

Caprinos

Bovinos

Ovino

1950

13

13

-

1

8

4

-

2

59

1984

35

 

-

0

4

5

-

25

31

1998

43

3

43

0

1

1

-

4

5

2011

-

-

89

0

1

1

1

4

4

Fuente: Elaboración propiacon base en los datos del grafico 2.41, grafico 2.42, grafico 2.43 y el grafico 2.44 del libro Estrategias y planes de desarrollo agropecuario en Bolivia – La construcción de la ruta de desarrollo sectorial (1942 – 2013) de Jorge Albarracin Deker. 2015

 

El censo agropecuario de 1950 comparado al de 2011 nos muestra un cambio drástico en la estructura ganadera en el área rural, donde las aves y la aves de postura que corresponden a la economía campesina indígena para el 2011, prácticamente no es significativa en el mercado, el ganado ovino presenta un descenso importante de 59% al 4% de 1952 a 2011 respectivamente.

 

Otro descenso significativo que tiene repercusiones, particularmente en la vida de los campesinos indígenas del altiplano Boliviano, es el de la llama, en 1952 representaba el 8%, el 2011 solo representa el 1% en la estructura ganadera del país.

 

En cuanto a los pollos parrilleros y el ganado vacuno que está ligado a la mediana y gran empresa agroindustrial, los datos establecen que en 1952 no eran significativos, mientras que en el censo agropecuario de 2011 representan el 89% de la producción ganadera de Bolivia.

 

Es pertinente señalar que “las vacas, producen Somatotropina Bovina (BST) es una hormona del crecimiento conocido con el nombre BGH y también estimula la producción de leche. Por ello, se comenzó a tratar a las vacas con rBGH, pero en 1998 investigadores canadienses descubrieron que estas vacas tenían un 25% más de probabilidad de sufrir mastitis (infección en la ubre), un 18% más de riesgo de infertilidad y también de agotamiento. Según especifica Monsanto en su marca comercial Posilac, las vacas inyectadas con rBGH tienen mayor riesgo de presentar 20 efectos secundarios adversos, muchos de ellos serios […]. Las vacas tratadas con rBGH producen leche con niveles de IGF-1 (una hormona natural de crecimiento que estimula la producción de leche) de dos a diez veces más alto que la leche de una vaca normal […] La leche de vacas tratadas con rBGH contienen una cantidad elevada de un factor de crecimiento que es biológicamente activo en los seres humanos […]. Se ha establecido que el riesgo relativo de cáncer de mama aumenta con la cantidad de productos lácteos consumidos y los mismo sucede con el cáncer de próstata”[9].

 

Debido a este factor muchos países principalmente europeos han prohibido la utilización de rBGH, sin embargo, EEUU permite la utilización de esta hormona. ¿En Bolivia se utiliza esta hormona?, ¿los pollos parrilleros también son sometidos a procesos de crecimiento acelerado? ¿Las verduras con qué clase de productos químicos están siendo fumigadas, fertilizadas? ¿Cuáles son los riesgos a los que estamos expuestos? Son preguntas que los consumidores y consumidoras tenemos derecho a plantear y a obtener respuestas, es decir, tenemos derecho a contar con información.

 

Tomando en cuenta los cambios que se han desarrollado en la estructura de los cultivos agroalimentarios y el hato ganadero de Bolivia, el siguiente cuadro nos muestra tres planes o estrategias de desarrollo implementados en el país en un periódico de 1971 al 2012 y su relación con los productos relacionados a la agricultura campesino indígena y cultivos industriales ligados a la mediana y gran industria, veamos:

Cuadro 2

Porcentaje en la producción de cada grupo de cultivos

al inicio de cada estrategia o plan

 

Estrategia o Plan

Cereales

Estimu-lantes

Frutas

Hortalizas

Industriales

(soya, azúcar)

Tubérculos

Forraje

Estrategia Socio Económico de Desarrollo Nacional, ESEDN, 1971 - 1999

13

0

3

7

34

28

14

Política Nacional de desarrollo Agropecuario y Rural, PNDR, 1998 - 2004

13

0

10

3

57

13

3

Plan Revolucionario Rural, Agrario y Forestal PRRAyF, 2007 - 2012

16

0

7

2

62

9

3

Fuente: Realizado con base en el Cuadro 2.14 del estudio Estrategias y planes de desarrollo agropecuario en Bolivia – La construcción de la ruta de desarrollo sectorial (1942 – 2013) de Jorge Albarracin Deker. 2015

 

Los planes de desarrollo implementados en el país desde 1971 al 2012 muestran una tendencia de constante crecimiento en el tiempo de la producción de los cultivos industriales (principalmente soya y azúcar destinados mayormente a la producción alimentos para los animales y alcohol) correspondiente a la implementación de la Revolución Verde[10].

El cambio de la estructura agrícola y ganadera en los últimos 50 años en Bolivia refleja un retroceso de la Soberanía Alimentaria, en consecuencia el país debe importar alimentos para satisfacer las necesidades de la población. El Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE 2011), en su boletín N° 65 reportó que Bolivia importó 503.000 toneladas de alimentos por 375 millones de dólares americanos hasta julio de 2011[11].

Otro factor a tomar en cuenta es la oferta de alimentos altos en hidratos de carbono a costos bajos que contiene poca proteínas y solo algunos de los nutrientes esenciales para la dieta adecuada, es decir, los consumidores y consumidoras pasaron de alimentarse de un sistema de cultivos diversificados a un sistema simplificado, hecho que contribuyo a la malnutrición de la población[12], al respecto, “en Bolivia todavía el 21.3% de la población padece hambre paralelamente el 19% de la población presenta niveles de obesidad”[13]”.

El mundo ofrece alrededor de 80.000 especies de plantas aptos para el consumo de los seres humanos[14], María Julia Jiménez coordinadora del Slow Food Bolivia señala que este movimiento trabaja por el rescate de las tradiciones alimentarias y el rescate de las frutas andinas olvidadas como el yacon, aipa, chilto, lujmillo, tunas, ankañoque, sauco, entre otros.[15]

La agroecología controla las plagas imitando a la naturaleza, mientras que los monocultivos pretenden controlar esta plaga mirando la industria. Dufumier (2014) afirma que: “existen sistemas de producción agrícola que respetan las principios de la agroecología y permiten incrementar sensiblemente los rendimientos por hectáreas sin perjuicios a la fertilización de los suelos y la sostenibilidad de los agroecosistemas”

En Bolivia a la fecha según el Plan Nacional de Desarrollo Económico y Social señala que la producción ecológica y orgánica certificada solamente ha alcanzado al 4,7% de la producción total de alimentos en el país, aunque se vienen realizando acciones importantes para su fortalecimiento

El cuadro 1 y 2 nos muestra claramente el cambio de la estructura de los cultivos y el ganado, donde los cultivos industriales imponiéndose el monocultivo y el ganado de producción extensivo de los pollos parrilleros y vacuno en desmedro de la agricultura diversificada y el pastoreo de forma extensiva, pero qué consecuencias tiene esto en el suelo.

Marc Dufumier (2014) plantea que es importante determinar “qué tipo de agricultura estaría en capacidad de satisfacer este incremento de la demanda alimentaria, asegurando al mismo tiempo la reproducción de la fertilidad de los suelos, sin poner en peligros la sostenibilidad de los ecosistemas cultivados y pastoreados en nombre de la satisfacción de las necesidades inmediatas”[16]

Al respecto, Pablo Villegas en su libro Los Recursos Naturales en Bolivia, señala que: “La expansión de cultivos de soya en Bolivia durante los últimos 15 años ha sido del 411% a costa de la deforestación de más de un millón de hectáreas de bosque, deforestándose anualmente casi 60 mil hectáreas […] la producción de soya ya ha dejado 100 mil hectáreas de suelo severamente degradados por compactación, erosión y contención por agroquímicos es por ello que se ven obligados a invertir  en crecientes cantidades de fertilizantes sintéticos”[17].

El siguiente cuadro nos muestra cuántos agroquímicos utilizan por hectárea y el costo en la producción de Soya, veamos:

Cuadro 4

Campaña

N° de Agroquímicos sintéticos utilizados

Costo en $us por hectárea

Costo en $us anual aproximadamente

2004

18

229.28

9.000

2005

24

351.39

14.000

Ganadores de la II Olimpiadas de Productividad

                Fuente:   Elaboración propia con base en los datos proporcionado por Pablo Villegas Nava. Los Recursos

                Naturales en Bolivia. CEDIB. 2°Edición. Pag. 210

 

Estos costos de producción solo pueden ser cubiertos por un mediano o gran empresario, un pequeño o mediano empresario, si quiere incursionar en la producción de este producto, será ligado a un préstamo bancario, por tanto es muy poco probable que un Campesino indígena incursione en este campo por sus propios medios.

Sin embargo, este cuadro también nos permite aseverar la falsedad del viejo mito de que las semillas mejoradas biológicamente (transgénicos) son beneficiosas para el medio ambiente porque no necesitarían tantos químicos, ya que el cuadro nos muestra que a medida que pasa el año son necesarios más químicos para obtener el mismo resultado. Al respecto, “según el Departamento de Agricultura de EE.UU el 2000 los ingresos de Monsanto crecen más por la venta de su herbicida Roundp que por sus semillas”[18]

  1. METAS

Aplicar el Marco Decenal de Programas sobre Modalidades de Consumo y Producción Sostenible, con la participación de todos los países y bajo el liderazgo de los países desarrollados, teniendo en cuenta el grado de desarrollo y las capacidades de los países en desarrollo.

 

La Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Desarrollo Sostenible (Rio+20) desarrollado el 22 de julio de 2012 aprueba el documento final “El futuro que queremos”. Con fines de acelerar los cambios de patrones hacia un consumo y producción más sostenible en su párrafo 226 se aprueba el Marco Decenal de Programas Sobre Modalidades de Consumo y Producción Sostenible (10YPF)[19]

El Marco Decenal de Programas sobre Consumo y Producción Sostenibles (CPS) es un marco de acción global para promover la cooperación internacional a fin de acelerar la transición hacia CPS tanto en países desarrollados como en desarrollo. Por tanto, “el Marco apoyará la creación y fortalecimiento de capacidades, y facilitara acceso a asistencia técnica y financiera a los países en desarrollo para esta transición”[20]

En el documento establece 4 objetivos de los cuales de los cuales 2 se priorizarán:

  • Apoyar Políticas e iniciativas regionales y nacionales para acelerar la transición hacia CPS contribuyendo a la eficiencia en el uso de los recursos y a desvincular el crecimiento económico de la degradación ambiental y el uso de recursos; creando así nuevas oportunidades de empleo/mercado y contribuyendo a la erradicación de la pobreza y el desarrollo social.
  • Integrar el CPS en las políticas, programas y estrategias de desarrollo sostenible, incluyendo las estrategias de reducción de la pobreza, según la necesidad de cada país[21]

LEGISLACIÓN E INSTITUCIONALIDAD DE REFERENCIA:

La Constitución Política del Estado Plurinacional establece un decidido apoyo a la agricultura campesina indígena, el mismo se refleja claramente en los siguientes artículos y parágrafos:

Artículo 307. El Estado reconocerá, respetará, protegerá y promoverá la organización económica comunitaria. Esta forma de organización económica comunitaria comprende los sistemas de producción y reproducción de la vida social, fundados en los principios y visión propios de las naciones y pueblos indígena originario y campesinos.

Artículo 405. El desarrollo rural integral sustentable es parte fundamental de las políticas económicas del Estado, que priorizará sus acciones para el fomento de todos los emprendimientos económicos comunitarios y del conjunto de los actores rurales, con énfasis en la seguridad y en la soberanía alimentaria.

Artículo 407. Son objetivos de la política de desarrollo rural integral del Estado, en coordinación con las entidades territoriales autónomas y descentralizadas:

  1. Garantizar la soberanía y seguridad alimentaria, priorizando la producción y el consumo de alimentos de origen agropecuario producidos en el territorio boliviano.
  2. Establecer mecanismos de protección a la producción agropecuaria boliviana.
  3. Promover la producción y comercialización de productos agro ecológicos.
  4. Implementar y desarrollar la educación técnica productiva y ecológica en todos sus niveles y modalidades.
  5. Establecer políticas de fomento y apoyo a sectores productivos agropecuarios con debilidad estructural natural.

 

Ley 144

Artículo 12. (POLÍTICAS DE LA REVOLUCIÓN PRODUCTIVA COMUNITARIA AGROPECUARIA). En el marco del desarrollo rural integral sustentable y de la seguridad con soberanía alimentaria para la implementación del proceso de la Revolución Productiva Comunitaria Agropecuaria, se establecen las siguientes políticas de Estado:

  1. Fortalecimiento de la base productiva.
  2. Conservación de áreas para la producción.
  3. Protección de recursos genéticos naturales.
  4. Fomento a la producción.
  5. Acopio, reserva, transformación e industrialización.
  6. Intercambio equitativo y comercialización.
  7. Promoción del consumo nacional.
  8. Investigación, innovación y saberes ancestrales.
  9. Servicios de sanidad agropecuaria e inocuidad alimentaria.
  10. Gestión de riesgos.
  11. Atención de emergencias alimentarias.
  12. Garantía de provisión de alimentos a la población.
  13. Garantía de una alimentación y estado nutricional adecuados.
  14. Gestión territorial indígena originario campesina.
  15. Seguro Agrario Universal.
  16. Transferencias.

 

PROPUESTA DE INDICADORES DE REFERENCIA:

El Marco decenal de programas sobre Consumos y Producción Sostenible (10YFP) considera cuatro objetivos principales, se priorizara dos objetivos, veamos:

PROPUESTA DE INDICADORES DE REFERENCIA:

-        Para el 2030 al menos el 60% de la producción agroalimentaria en manos de los campesinos indígenas originarios de Bolivia es agroecológica.

-        Para el 2020 el 100% de las ciudades capitales contará con al menos un mercado exclusivo y permanentes para productos agroecológicos de campesinos indígenas originarios.

 

RECOMENDACIONES DE LÍNEA DE ACCIÓN:

Actualmente existen programas dirigidos a la economía campesina indígena como EMPODERAR, SOBERANIA ALIMENTARIA, PATUJU, ACCESO, FONDO INDIGENA y otros, que se vienen ejecutando dentro de sus competencias, sin embargo, el impacto en el desarrollo económico rural de las familias campesinas indígenas no es significativo a nivel nacional, por lo que se propone las siguientes líneas de acción que permitirán alcanzar el indicador propuesto:

  • Implementación de un Plan Nacional Estratégico de transición de una agricultura convencional a la adopción de una agricultura agroecológica, en manos de los campesinos indígenas originarios contemplando todo el ciclo productivo agroalimentario.
  • Todos los programas y proyectos dirigidos a los campesinos indígenas originarios se encuentran bajo el Plan Nacional Estratégico de transición de una agricultura convencional hacia una agricultura agroecológica.
  • Establecer 9 centros de investigación y apoyo técnico a la producción agroecológica de los campesinos indígenas originarios de Bolivia
  • Investigaciones participativas (técnico y campesino indígena originario) sobre prácticas agroecológicas.
  • Establecer “Subvenciones a la Sostenibilidad” dirigido a la subvención de la producción agroecológica.

 

META

 

Para 2030, reducir a la mitad el desperdicio mundial de alimentos per cápita en la venta al por menor y a nivel de los consumidores y reducir las pérdidas de alimentos en las cadenas de producción y distribución, incluidas las pérdidas posteriores a las cosechas.

 

DATOS GENERALES

 

En Bolivia no existen datos oficiales sobre el desperdicio de alimentos que se realizan a lo largo de toda la cadena productiva, hecho que denota la poca importancia que se le ha dado a este tema. Sin embargo, a nivel mundial “se estima que aproximadamente la mitad de los alimentos producidos en el mundo son desperdiciados”[22].

 

Y el desperdicio per cápita entre los consumidores es de: “95 a 115 kilos anuales en Europa y Norteamérica, mientras que en África subsahariana y en Asia meridional y el Sudeste asiático es de solamente entre 6 a 11 kilos por persona”[23]

 

 

 

 

El siguiente cuadro podemos ver el desperdicio en la cadena productiva, veamos:

Etapas de la Cadena productiva de los alimentos

Posibles causas que provocan el desperdicio

Producción de alimentos

Producción

1.     Pestes, plagas y otros nocivos biológicos

2.     Desastres naturales

3.     Poca producción

4.     Sequia

Mercados

1.     Dependencia de un mercado muy competitivo o cerrado.

2.     Falta de conocimiento sobre cómo acceder al mercado

3.     Sobre saturación de un producto determinando en el mercado

Transporte de los alimentos

1.     Sistemas de caminos deficientes

2.     Desastres naturales

3.     Bloqueos

Venta de alimentos

1.     Poca tolerancia de los consumidores a las imperfecciones de los alimentos.

2.     Los centros de ventas (supermercados o puestos de venta de los mercados barriales) desperdician por alimentos frescos por vencimiento de fecha.

Consumidor[24]

1.     Compra excesiva

2.     Mala conservación de los alimentos

3.     Mala manipulación de los alimentos (parte del alimento al momento de preparación es desechado).

Fuente: Elaboración propia con base en la explicación realizada por María Teresa Nogales en Teoría y praxis de la soberanía alimentaria en Bolivia. Bolivia: políticas públicas de seguridad y soberanía alimentaria. Pág.50 -53. 2015

 

LEGISLACIÓN E INSTITUCIONALIDAD DE REFERENCIA:

Ley N° 300 - Marco de la Madre Tierra y Desarrollo Integral para Vivir bien

Artículo 31. (Gestión de Residuos). Las bases y orientaciones del Vivir Bien, a través del desarrollo integral en gestión de residuos son:

  1. Promover la transformación de los patrones de producción y hábitos de consumo en el país y la recuperación y reutilización de los materiales y energías contenidos en los residuos, bajo un enfoque de gestión cíclica de los mismos.
  2. Desarrollar acciones educativas sobre la gestión de residuos en sus diferentes actividades para la concienciación de la población boliviana

PROPUESTA DE INDICADORES DE REFERENCIA:

-        Para el 2020 las ciudades capitales de los 9 departamentos contarán con un acopiador de alimentos en descomposición para luego reutilizarlos para producir abono natural u otros fines.

-        Para el 2020 establecer un programa de incentivos monetarios (impositivos) y ético morales a los supermercados y otros centros de venta de alimentos para la donación de alimentos frescos a programas de alimentación[25].

 

RECOMENDACIONES DE LINEA DE ACCION:

 

  • Realizar alianzas con los gobiernos municipales.
  • Establecer un observatorio para monitorear el nivel de desperdicio en la cadena productiva de los alimentos
  • El estado implementará programas constantes de educación e información en los medios masivos sobre los alimentos agroecológicos, una alimentación sana y cómo reducir los desperdicios.
  • Promocionar el “circuito corto” en la producción de alimentos frescos.

META

 

Para el 2020, lograr la gestión ecológicamente racional de los productos químicos y de todos los desechos a lo largo de su ciclo de vida, de conformidad con los maracos internacionales convenidos, y reducir de manera significativa su liberación a la atmosfera, el agua y el suelo a fin de reducir al mínimo sus efectos adversos en la salud humana y el medio ambiente

 

El siguiente cuadro nos muestra la gestión ecológica en el ciclo de vida del suelo con el fin de identificar los indicares que nos permitan implementar las medidas adecuadas para garantizar la gestión ecológicamente racional del suelo:

Ciclo de vida del suelo

Acción

Medidas para la Gestión ecológica del suelo

Ingreso

Introducción al mercado nacional de insumos químicos

Prohibir el ingresos de productos químicos:

-        que se encuentran prohibidos en los convenios que el país firmo.

-        de productos químicos que la ciencia ha demostrado ser perjudicial.

Uso

Medidas de control

Reducir los excesos en la aplicación de los productos químicos (herbicidas e insecticidas) a través de los controles periódicos de la cantidad/hectáreas.

Reemplazar

Establecer programas en la agricultura campesina indígena originaria para reemplazar los productos químicos (Herbicidas e insecticidas) por prácticas agroecológica

Desechos

Control

Implementar medidas de disposición final de desechos químicos

 

LEGISLACIÓN E INSTITUCIONALIDAD DE REFERENCIA:

La Constitución Política del Estado Plurinacional resguarda la vida de las personas y el medio ambiente en los siguientes artículos:

Artículo 255.

  1. La negociación, suscripción y ratificación de tratados internacionales se regirá por principios de:
  2. Seguridad y soberanía alimentaria para toda la población; prohibición de importación, producción y comercialización de organismos genéticamente modificados y elementos tóxicos que dañen la salud y el medio ambiente.

 

Artículo 344.

 III. El Estado regulará la internación, producción, comercialización y empleo de técnicas, métodos, insumos y sustancias que afecten a la salud y al medio ambiente.

 

Artículo 407. Son objetivos de la política de desarrollo rural integral del Estado, en coordinación con las entidades territoriales autónomas y descentralizadas:

  1. Establecer políticas y proyectos de manera sustentable, procurando la conservación y recuperación de suelos.

 

Así mismo, la Ley 144 de la revolución productiva comunitaria agropecuaria, en su artículo señala:

Artículo 13. (POLÍTICA DE FORTALECIMIENTO DE LA BASE PRODUCTIVA). Tendrá como objeto fortalecer de manera integral la base productiva con énfasis en las prácticas locales y ancestrales de las comunidades para una gestión integral que optimice el uso y acceso al agua para riego desde una visión de manejo de cuencas que proteja el agua para la vida, la recuperación de la fertilidad del suelo mediante la reposición de cobertura vegetal, abonos orgánicos, terrazas y la conservación e incremento de la biodiversidad a través de la recuperación y crianza de semillas nativas y producción de semillas mejoradas y otras acciones que protejan la biodiversidad contra la biopiratería y la tendencia al monopolio de las transnacionales de semillas.

  1. La gestión integral del suelo tendrá por objeto la recuperación de la cobertura vegetal del suelo en base a especies nativas e introducidas adaptadas, la disminución de la presión o carga animal mejorando la pradera nativa y el uso de especies forrajeras, el empleo de abonos orgánicos mediante el reciclaje de residuos orgánicos, sustitución y eliminación gradual de agroquímicos, prácticas ancestrales de conservación de suelos, terraceo, andenería, cercos, rotación de tierras, el mantenimiento de bosques y la biodiversidad, el aprovechamiento racional de los recursos forestales no maderables, agroforestería, fortalecimiento de la organización y gestión comunal para el uso de suelos en función de su vocación natural o aptitud de uso.

PROPUESTA DE INDICADORES DE REFERENCIA:

-        Para el 2030 el 60 % del suelo de los campesinos indígenas originarios han reemplazado los productos químicos (herbicidas e insecticidas) por prácticas agroecológicas.

-        Para el 2020 el país ha implementado el programa de gestión agroecológica del suelo en todo el territorio Boliviano.

 

RECOMENDACIONES DE LÍNEA DE ACCIÓN:

Con el fin de alcanzar los indicadores propuestos se recomienda la aplicación de las líneas de acción:

  • Realizar alianzas estratégicas con entidades competentes para controlar el contrabando de los productos químicos.
  • Implementar impuestos a los productos transgénicos vinculante al financiamiento del programa de recuperación de suelos.
  • Implementar programas de información, capacitación sobre los productos químicos (herbicidas e insecticidas) y sus efectos en la humanidad, el medio ambiente y el agua.

 

META

Promover prácticas de contratación pública que sean sostenibles, de conformidad con las políticas y prioridades nacionales.

 

 

DATOS ACTUALES

“Estudios recientes acerca de la provisión del desayuno escolar en Bolivia muestran que solo el 3.2% de los municipios contrata a pequeños productores”[26]

Geovana Mercado (2015), señala que el desayuno escolar es la praxis de la Soberanía Alimentaria, si partimos de esta afirmación significa que las grandes empresas de alimentos cubren el 96.8% del desayuno escolar del país.

En la norma de compras estatales para el desayuno escolar se contemplan ventajas sustanciales para los pequeños productores, sin embargo, el índice de participación de los pequeños productores es mínimo, lo que demuestra que para que exista un cambio no son suficientes las normas, es preciso implementar planes, programas y proyectos específicos para este sector.

LEGISLACIÓN E INSTITUCIONALIDAD DE REFERENCIA:

Artículo 320.

  1. Las políticas públicas promocionarán el consumo interno de productos hechos en Bolivia.

Artículo 334. En el marco de las políticas sectoriales, el Estado protegerá y fomentará:

  1. Las micro y pequeñas empresas, así como las organizaciones económicas campesinas y las organizaciones o asociaciones de pequeños productores, quienes gozarán de preferencias en las compras del Estado.

La Ley 144 de la revolución productiva comunitaria agropecuaria, en su artículo señala:

Artículo 26. (GARANTÍA DE PROVISIÓN DE ALIMENTOS). Se declara al sector agropecuario como sector estratégico para la producción de alimentos. A fin de garantizar su producción y abastecimiento a precio justo, el Estado tomará las medidas necesarias para garantizar la oferta oportuna y adecuada de alimentos estratégicos suficientes que permitan satisfacer las necesidades de alimentación del pueblo boliviano

Artículo 27. (POLÍTICA DE ALIMENTACIÓN Y NUTRICIÓN). Esta política tiene como objetivo velar que la población boliviana tenga un estado nutricional adecuado, asegurando el consumo de alimentos variados que cubra los requerimientos nutricionales en todo el ciclo de vida, mediante el establecimiento y fortalecimiento de programas de alimentación y nutrición culturalmente apropiados, acciones de información y educación a la población boliviana sobre los valores nutricionales de los alimentos y su preparación, de acuerdo a normativa específica

PROPUESTA DE INDICADORES DE REFERENCIA:

-        Hasta el 2025 el 40 % de las compras estatales correspondiente a la Alimentación Complementaria Escolar se encuentra en manos de las organizaciones económicas comunitarias, asociales y pequeños productores.

-        Hasta el 2025 el 30 % de las compras estatales para el seguro materno infantil se encuentra en manos de organizaciones económicas comunitarias, asociales y pequeños productores.

 

RECOMENDACIONES DE LÍNEA DE ACCIÓN:

  • Proveer la Alimentación Complementaria Escolar (ACE), priorizando la compra de alimentos de producción local.
  • Asesorar y capacitar a representantes de organizaciones productivas en los procesos de venta local de alimentos, y a los Gobiernos Autónomos Municipales en procesos de contratación y compras locales de alimentos para la ACE.
  • Establecer incentivos financieros para que los GAMs, además de la ACE, brinden el servicio de almuerzo escolar.

META

Para 2030, velar por que las personas de todo el mundo tengan información y conocimiento pertinentes para el desarrollo sostenible y los estilos de vida en armonía con la naturaleza.

 

LEGISLACIÓN E INSTITUCIONALIDAD DE REFERENCIA:

La Constitución Política del Estado Plurinacional contempla los derechos de los consumidores, veamos:

Artículo 75. Las usuarias y los usuarios y las consumidoras y los consumidores gozan de los siguientes derechos:

  1. Al suministro de alimentos, fármacos y productos en general, en condiciones de inocuidad, calidad, y cantidad disponible adecuada y suficiente, con prestación eficiente y oportuna del suministro.
  2. A la información fidedigna sobre las características y contenidos de los productos que consuman y servicios que utilicen.

Asimismo, la Ley 453 Ley general de los derechos de las usuarias y los usuarios y de las consumidoras y los consumidores

Definiciones

Consumismo. Es la desviación de los hábitos de consumo, orientados a la irracional acumulación, compra y consumo de productos o servicios, que compromete seriamente el equilibrio ecológico y la capacidad de regeneración de la Madre Tierra.

Sección III DERECHO A LA INFORMACION

Articulo 13 Las usuarias y los usuarios, las consumidoras y los consumidores tienen derecho a recibir información fidedigna, veraz, completa, adecuada, gratuita y oportuna sobre las características y contenidos de los productos que consuman y servicios que utilicen.

PROPUESTA DE INDICADORES DE REFERENCIA:

Hasta el 2020 el 80% de la población cuenta con información sobre los patrones de consumo y producción sostenible

Hasta el 2030 el 50% de la población cambió sus hábitos de consumos y producción hacia formas más sostenibles y ecológicas.

RECOMENDACIOENS DE LÍNEA DE ACCIÓN:

Teniendo en cuenta que los hábitos y patrones de consumos y producción tienen que ver con la oferta, el estado debe emplear planes, programas y proyectos dirigidos a este objetivo, a continuación señalamos algunas líneas de acción que permitan alcanzar los indicadores señalados:

  • Los Centros de información dependientes del viceministerio de Defensa del Consumidor deben ser un punto referencial no solo para realizar denuncias, sino para brindar información sobre hábitos de consumo y producción sostenible.
  • Establecer campañas de información en los medios masivos y a todo nivel sobre los hábitos de consumo y producción sostenibles.
  • Incentivar el consumo local de los alimentos.
  • Incorporar en la malla curricular los hábitos de consumo y producción sostenible.
  • Realizar las campañas sobre la alimentación consciente a todo nivel.
  • Promover los Quioscos saludables en las unidades educativas de primaria y secundaria de todo el país.
  • Promover los mercados ecológicos permanentes.

CONCLUSIONES

En la última década, Bolivia redujo la pobreza extrema a la mitad, sin embargo, el área rural todavía sigue siendo un espacio donde se concentra la mayor parte de la pobreza extrema, desnutrición crónica y desigualdades, que responde al modelo de desarrollo agrario que sea ha ido implementado en los últimos 50 años en el país.

En un contexto donde no es posible seguir con el mismo ritmo de desarrollo económico, los Objetivos de Desarrollo Sostenible se convierten en una oportunidad para que el Estado Boliviano implemente planes de desarrollo estratégicos dirigidos a la erradicación de la pobreza extrema en el campo, y reducir el impacto de este desarrollo en el medio ambiente.

Para cambiar los patrones de consumo y producción a sistemas más sostenibles es vital contar con la voluntad política del gobierno, porque los Objetivos de Desarrollo Sostenible están planteando desvincular el desarrollo económico de los recursos naturales y tomando en cuenta que Bolivia depende de los ingresos de sus materias primas, a través de los Objetivos de Desarrollo Sostenible pueden abrir espacios de diálogo, debate ente el estado y el pueblo para repensar qué clase de futuro queremos.

 

BIBLIOGRAFÍA

ORDOÑEZ GÓMEZ, Freddy (ed.)
2010               “La agroecología y la soberanía alimentaria como alternativas al                           sistema agroalimentario capitalista, Experiencia de Fundación San                     Isidro Duitama”. En ORDOÑEZ GÓMEZ, Freddy. El sistema                                  agroalimentario: mercantilización, lucha y resistencia. Colombia. ILSA.
 
BAUDOIN FARAH, Andrea; ELIAS ARGANDOÑA, Bichelly
2015               “Bolivia: políticas públicas de seguridad y soberanía alimentaria”.                         María Teresa Nogales. Teoría y praxis de la soberanía alimentaria en                  La Paz - Bolivia. CIDES – UMSA
BAUDOIN FARAH, Andrea; ELIAS ARGANDOÑA, Bichelly
2015               Hacia la praxis de la soberanía alimentaria: los pequeños productores                y los costos de transacción. Geovana Mercado. Teoría y praxis de la                  soberanía alimentaria en Bolivia. La Paz-Bolivia. CIDES – UMSA
ALBARRACIN DEKER, Jorge
2015               Estrategias y planes de desarrollo agropecuario en Bolivia – La                            construcción de la ruta de desarrollo sectorial (1942 – 2013). La Paz-                  Bolivia. CIDES
Pablo Villegas Nava.
2012               Los Recursos Naturales en Bolivia. 2da. Edición. CEDIB.
 
ORDOÑEZ GÓMEZ, Freddy (ed.)
2010               Informe del Relator Especial sobre el derecho a la alimentación. En                    DE SCHUTTER, Olivier El sistema agroalimentario: mercantilización,                         lucha y resistencia. Bogota-Colombia. ILSA.
 
HIDALGO F, Francisco; HOUTART, Francois; LIZARRAGA, Pilar (ed)
2014               Agricultura familiar, fertilidad de los suelos y sostenibilidad de los                                    agro ecosistemas. En Marc Dufumier. Agricultura campesina en                           Latinoamérica, Propuestas y desafíos. Quito-Ecuador. IAEN
 
GALARZA, Heydi; ROMAN, Angel; LOPEZ, Dollinger (ed.)
2016               Cuidando la casa común desde el consumo responsable. En                                JIMENEZ, Maria Julia. Cuidando la Vida Aportes socio-ambientales                    desde Bolivia. La Paz-Bolivia. ISEAT.
BOLIVIA. ASAMBLEA PLURINACIONAL
2016               Plan Nacional de Desarrollo Económico y Social (PNDES) 2016–2020.
 
BOLIVIA, LEYES, DECRETOS, ETC
2012               Ley N° 300 – Ley Marco de la Madre tierra y Desarrollo Integral Para                    Vivir Bien. Ministerio de Desarrollo Rural y Tierras
 
BOLIVIA, LEYES, DECRETOS, ETC
2011               Ley N° 140 – Ley de la Revolución Productiva Comunitaria                                                Agropecuario. Ministerio de Desarrollo Rural y Tierras
 
BOLIVIA, LEYES, DECRETOS, ETC
2013               Ley 453 Ley general de los derechos de las usuarias y los usuarios y                  de las consumidoras y los consumidores. Ministerio de Justicia.
 
ORGANIZACIONES DE LAS NACIONES UNIDAS
2012               El Futuro que queremos. Conferencia de las Naciones Unidas sobre el             Desarrollo Sostenible (Rio +20). Pdf.
ORGANIZACIONES DE LAS NACIONES UNIDAS
2015               A solo un clic del consumo y la producción sostenible. PNUMA–10YFP
 
ORGANIZACIONES DE LAS NACIONES UNIDAS
2016               The Sustainable Development Goals Report 2016. Pdf.
ORGANIZACIONES DE LAS NACIONES UNIDAS - FAO
2016               Word Agricultura: towards 2030/2050, informe provisional, Roma.
 
CTIC-CITA
(2012).           La alimentación no tiene desperdicio, aprovéchala. http://www.ctic-                      cita,es/nc/saladeprensa2/noticia-individual/article/la-alimentacion-no-                 tiene-desperdicio-aprovechala/. 06/08/2016.
CORTINA, Adela
2014               Lo sostenible no siempre
 
[1] Adela Cortina. Artículo “Lo sostenible no siempre es lo justo”. El país  17 de octubre de 2014.
[2] El sistema agroalimentario: mercantilización, lucha y resistencia. La agroecología y la soberanía alimentaria como alternativas al sistema agroalimentario capitalista, Experiencia de Fundación San Isidro (Duitama, Colombia. Freddy Ordoñez Gómez. Pág. 212.
[3] El gobierno de Evo Morales renegocio los contratos con las empresas de explotación de los hidrocarburos, consiguiendo más ingresos para el país provenientes debido a dos factores: mayor porcentaje en la participación de las regalías para Bolivia y la subida de precios internacionales.
[4] El dato es determinado mediante la suma de pobreza extrema del área rural y urbana (el 2005 pobreza extrema rural 62.9% y urbana 24.3%, promedio 87.2%, mientras que el 2014 la pobreza extrema en el área rural fue del 36.1% y urbana el 8.3%, promedio de 44.4%. entonces podemos afirmar que en Bolivia se redujo la en un  42.8%, cálculos realizados en base a los datos expuesto en el Plan Nacional de Desarrollo Económico y Social (PNDES) 2016 – 2020. Pdf. Pág. 9 y 22
[5] The Sustainable Development Goals Report 2016. Pdf. Pág. 34.
[6] Pollos parrilleros y ganado vacuno ligados a las empresas agroindustriales medianas y grandes.
[7] Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), Word Agricultura: towards 2030/2050, informe provisional, Roma, 2006
[8] El autor no especifica en los cuadros cuánto corresponde a pollos parrilleros y cuánto a vacunos, pero señala que los dos hatos ganaderos que crecieron con mayor fuerza son los pollos parrilleros y ganado vacuno (Estrategias y planes de desarrollo agropecuario en Bolivia – La construcción de la ruta de desarrollo sectorial (1942 – 2013) de Jorge Albarracin Deker.  Pág. 242. 2015)
[9] ” Los Recursos Naturales en Bolivia. Pablo Villegas Nava. 2da. Edición. CEDIB. Pág. 206.
[10] “Existen dos ideas erróneas sobre la Revolución Verde: que se trataba tan sólo de expandir la utilización de semillas de alto rendimiento y, que era un fenómeno aislado a la agricultura. La Revolución Verde no fue solamente la introducción de semillas de alta producción de trigo, arroz y otros, sino también de la irrigación, fertilizantes químicos, la provisión de créditos para perforación de pozos, compra de bombas, abonos y pesticidas (Johnson, 1979).  El paso de uso de variedades de semillas locales al de las semillas de la Revolución Verde, una de cuyas características era su falta de capacidad reproductiva, implico un cambio de sistema de habían sido controlados por los campesinos, a sistemas controlados por las corporaciones de agroquímicos y semillas y por los institutos internacionales de investigación (Engdahl, 2007).  La revolución Verde era por tanto una serie de técnicos que podían ser comercialmente explotadas” Los Recursos Naturales en Bolivia. Pablo Villegas Nava. Pablo Villegas Nava. 2da. Edición. CEDIB. Pág. 195.
[11] Teoría y Praxis de la soberanía alimentaria de Bolivia. Bolivia: políticas públicas de seguridad y soberanía alimentaria. María Teresa Nogales. Pág. 45. 2015
[12] El sistema agroalimentario: mercantilización, lucha y resistencia.” La agroecología y el derecho a la alimentación”. Informe del Relator Especial sobre el derecho a la alimentación, Sr. Olivier De Schutter. Pág. 265. 2010
[13] MercoPress, 5 de diciembre de 2013
[14] El sistema agroalimentario: mercantilización, lucha y resistencia.” La agroecología y el derecho a la - 2014 alimentación”. Informe del Relator Especial sobre el derecho a la alimentación, Sr. Olivier De Schutter. Pág. 266. 2010
[15]  Cuidando la Vida Aportes socio-ambientales desde Bolivia. Cuidando la casa común desde el consumo responsables. ISEAT. Pag. 57. 2010.
[16] Agricultura campesina en Latinoamérica, Propuestas y desafíos. Agricultura familiar, fertilidad de los suelos y sostenibilidad de los agro ecosistemas. Marc Dufumier. Pag. 55. 2014
[17] Los Recursos Naturales en Bolivia. Pablo Villegas Nava. CEDIB. 2° Edición. Pág. 210.
[18] Los Recursos Naturales en Bolivia. Pablo Villegas Nava. CEDIB. 2° Edición. Pág. 210.
[19] El Futuro que queremos. Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Desarrollo Sostenible (Rio +20). Pdf. Párrafo 226.
[20] A solo un clic del consumo y la producción sostenible. Pdf. Pág. 1
[21] A solo un clic del consumo y la producción sostenible. Pdf. Pág. 1
 

[22] Teoría y praxis de la soberanía alimentaria en Bolivia. Bolivia: políticas públicas de seguridad y soberanía alimentaria. María Teresa Nogales. Pág.49. 2015

[23] CTIC-CITA (2012). La alimentación no tiene desperdicio, aprovéchala. http://www.ctic-cita,es/nc/saladeprensa2/noticia-individual/article/la-alimentacion-no-tiene-desperdicio-aprovechala/. 06/08/2016.

[24] Se entiende por consumidor a una persona natural, restaurantes u otros establecimientos de expendio y consumo de alimentos. Teoría y praxis de la soberanía alimentaria en Bolivia. Bolivia: políticas públicas de seguridad y soberanía alimentaria. María Teresa Nogales. Pág.49. 2015

[25] Teoría y praxis de la soberanía alimentaria en Bolivia. Bolivia: políticas públicas de seguridad y soberanía alimentaria. María Teresa Nogales. Pág.49. 2015

[26] Teoría y praxis de la soberanía alimentaria en Bolivia. Hacia la praxis de la soberanía alimentaria: los pequeños productores y los costos de transacción. Geovana Mercado. Pag.208. 2015