Artículos de opinión

Agronegocio: práctica y discurso

Enrique Castañón Ballivián

Jueves, 03 Agosto 2017

El caso de Bosque Tsimane

Ismael Guzmán T.

Martes, 18 Julio 2017

Envíe su artículo

Posts @IPDRS

El pasado viernes 17, el IPDRS presentó la propuesta de trabajo “Territorios de Interaprendizaje”, una iniciativa que se desarrollará en cuatro territorios de Bolivia y tiene el fin de elaborar trabajos de investigación y comunicación colaborativos con la participación de las organizaciones de estos lugares. Para ello, una de sus estrategias es el uso de las plataformas digitales desde los territorios, además de encuentros territoriales entre los equipos de cada lugar.

Representantes del Territorio Indígena Originario Campesinos (TIOC) Macharetí de Chuquisaca; la Subcentral Agraria Huancapampa de Palca, La Paz; el Jatun Ayllu Yura de Potosí, y la Central Campesina San Antonio de Mati del municipio de Puerto Rico, Pando, además de aliados del IPDRS se dieron cita en las oficinas de la institución  para escuchar la propuesta.

Los protagonistas de los territorios manifestaron el interés por trabajar, a través de recursos digitales, la promoción y visibilización de sus territorios, pese a las dificultades de acceso a Internet. Los y las representantes concordaron en que utilizar nuevas maneras de comunicación promovería su promoción productiva, conectaría a realidades diversas o similares a nivel global, que colaboraría a reconocer el valor del campo y el de sus integrantes y a realizar incidencia política a través de las nuevas tecnologías.

“El campo tiene una nueva figura en la historia, la tecnología no sólo nos vuelve universales en el globo, sino desde la propia territorialidad (…) es una medida de salvación, una cara ante la invisibilización de la multiplicidad del territorio”, fueron las palabras de Oscar Bazoberry, coordinador general del IPDRS al momento de presentar la iniciativa, abriendo el debate a las condiciones de acceso a Internet e información en y sobre los territorios.

En el evento también estuvieron presentes activistas, investigadores y representantes de instituciones aliadas del IPDRS, quienes saludaron la iniciativa y, además, alimentaron con sus experiencias propias a la propuesta, enriqueciendo la misma. Asimismo, se mostraron interesados en crear alianzas para emprender la misma.

Walter Limache, responsable del Programa Nina, manifestó que el proyecto puede recrear la utilidad del trabajo campesino, desde el “enfoque de la diferencia”. Sugirió también que si bien la tecnología es un banco de datos universal, existen sistemas alternativos físicos para poder difundir la información con éxito.

La ruptura de la brecha digital y el protagonismo juvenil ayudarían, según Coraly Salazar –representante de CIPCA Bolivia– a que los territorios piensen y vean las nuevas maneras de comunicación en el campo y con el campo.

El desarrollo de las tecnologías de información y comunicación presenta una oportunidad para la circulación de información y contenido apropiado en términos políticos, culturales, eco sistémico y práctico (mercado, tecnología, experiencias). En Bolivia —de acuerdo con datos de la Cepal—, solo el 3% de hogares rurales tiene acceso a Internet a través de banda ancha, ante esta situación el IPDRS considera que la exclusión de la tecnología de comunicación e información se puede volver un obstáculo para el desarrollo rural, la habitabilidad del campo y la práctica de la doble residencia.

En ese sentido, el proyecto está pensado en la intención de romper la uni-direccionalidad de la comunicación, el centralismo y la posibilidad de que las familias campesinas indígenas y originarias adquieren un rol, no sólo como consumidores pasivos, sino generadores de información que permitan la promoción de la “nueva figura” del campo y la universalidad de saberes y demandas que tienen los territorios rurales en Bolivia, proyectando a futuro estudios y experiencias de carácter regional.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar