fbpx

 

 

 

 

Posts @IPDRS

El informe Reporte Nacional de Cobertura Forestal y Cambios de uso de la tierra 2017 a 2020 publicado recientemente por el Instituto Forestal Nacional (INFONA) revela que casi el 90% de la deforestación ocurrida en el país se registra en el Chaco y está asociada al avance de la frontera agropecuaria. El proyecto de Ley aprobado por la Cámara de Diputados para la exploración petrolífera en el Parque Médanos del Chaco podría agravar esta situación.

“Durante 2005 y 2020, alrededor de 4,37 millones de hectáreas de bosque se han transformado en otros usos de la tierra principalmente para actividades relacionadas a agricultura y ganadería. Casi el 46% del cambio de uso de la tierra registrado en el Chaco durante los 15 años de análisis ocurrió durante 2005 y 2011, periodo donde se registra un aumento de las actividades de producción agropecuaria en esta región” señala el informe mencionado.

Este “cambio de uso de suelo”, como se denomina a la deforestación, en la región chaqueña es responsable de una enorme cantidad de emisión de Gases de Efecto Invernadero. El informe Chaco paraguayo, extractivismo y el fenómeno del cambio climático señala que el cambio de uso de la tierra ha sido la causa principal de emisión de gases de efecto invernadero en el Paraguay, más de 50 % de la contribución de los GEI a nivel nacional proviene de la conversión de tierras forestales en agrícolas.

A este impacto se suma también la destrucción de la biodiversidad y del equilibrio del ecosisema chaqueño; al respecto el libro Extractivismo en el Chaco paraguayo señala que las actividades ganaderas y agrícolas causan verdaderos estragos a la biodiversidad del Chaco paraguayo, porque la naturaleza tiene sus ciclos de recarga, y el nivel de explotación actual, no le permite recuperarse. Por ello van desapareciendo especies animales y vegetales de alto valor para la supervivencia de los demás seres vivos.

Profundizando al respecto el Ingeniero Ambiental Guillermo Achucarro señala que la deforestación para conversión a pastizales o tierras de cultivo, no solo se emite más gases de los que absorbe, sino también se pierden un montón de otros servicios ecosistémicos que son claves en el equilibrio ecosistémico/atmosférico; como ser: la Contribución a la atenuación de extremos ambientales de tipo físico: sequías prolongadas, heladas, vientos, insolación, temperaturas elevadas, grandes tormentas e inundaciones.

“El hecho de que haya deforestado tanto en tan poco tiempo en esta región, no solo emitió una gran cantidad de GEI a la atmósfera, también debilitó radicalmente la resiliencia del ecosistema, lo cual hace que sea mucho más proclive a distintos tipos de problemáticas como ser los incendios forestales” mencionó Achucarro agregando que estos servicios ecosistémicos que se van perdiendo con la actual destrucción no se recuperan con ningún monocultivo. “El hecho de que lleguemos hasta este punto de la crisis climática no es solamente porque se emiten una grandísima cantidad de GEI, sino también porque se eliminan los servicios ecosistémicos que nos hacen menos vulnerables ante los fenómenos del cambio climático” concluyó.

Médanos del Chaco

Esta ya alarmante realidad puede tornarse aún más grave tras la aprobación en la Cámara de Diputados de un Proyecto de Ley que permitirá la realización de exploraciones petrolíferas en la zona de la Reserva Natural del Parque Médanos del Chaco. Al respecto la coalición #PorLosBosques que aglutina a Organizaciones no Gubernamentales advirtió que la aprobación de esta ley representaría un grave retroceso en materia de protección ambiental.

“El Parque Médanos del Chaco, es el hábitat de familias del Pueblo Ayoreo en aislamiento voluntario y alberga la naciente del Río Timane, vital para la vida del Alto Chaco y los diferentes sistemas productivos. Es la única área protegida que resguarda este peculiar ecosistema en Paraguay. Es de vital importancia para la supervivencia de cientos de especies, siendo los Médanos un sitio de importancia global y regional de recursos fitogénicos. De igual manera, protege el único acuífero confinado de agua dulce en el Chaco; además de ser Zona Núcleo de la Reserva de la Biósfera del Chaco en Paraguay, reconocida por la UNESCO y posee varios sitios arqueológicos e históricos” señala la Coalición en un pronunciamiento.

Las organizaciones aseguran que de ninguna manera la reducción de la protección legal de un Parque Nacional para la prospección y potencial explotación de hidrocarburos, puede ser coherente con los compromisos y políticas ambientales asumidas por el Estado paraguayo por ello solicitan a la Cámara de Senadores el rechazo al mencionado proyecto de Ley.