fbpx

 

 

 

 

Posts @IPDRS

Rodrigo Antonio Faúndez Vergara, originario de la región metropolitana de Santiago, forma parte del Movimiento Por la Defensa del Agua, la Tierra y la Protección del Medio Ambiente (MODATIMA), reflexiona sobre los resultados del Plebiscito de Salida en Chile 2022.

Desde hace más de quince años Fáúndez ha sido parte de la formación del MODATIMA, movimiento social que nació en una de las comunidades de Valparaíso, denunciando el saqueo de agua por parte de empresas agrícolas. En la actualidad, dirige el equipo del gobernador regional de Valparaíso, Rodrigo Mundaca, quien logró una primera mayoría a nivel nacional y proviene de los movimientos sociales.

Las reflexiones de Rodrigo Faúndez parten de las expectativas sobre el triunfo del Apruebo en el Plebiscito Constitucional de Salida en Chile, durante el 2022. Y los posteriores resultados que arrasaron con el Rechazo. Siendo este un punto de autocrítica, indica, para el seguimiento de los procesos que se avecinarán.

La autocrítica es un llamado urgente para las asociaciones y movimientos sociales para consolidar una fuerza que frene el triunfo del rechazo y el posicionamiento de la derecha y sectores de poder que buscan hacer retroceder los avances de las luchas sociales en Chile. Según Rodrigo Faúndez los principales factores que influyeron en el triunfo del rechazo fueron: la desinformación sobre el proceso de transformación de la Constitución; la campaña comunicacional (fake news) de parte de la derecha; la ausencia de estrategias para frenar el desprestigio de los contenidos de la constitución.

En ese sentido, Faúndez indica que después de los resultados del Plebiscito de Salida, la agenda próxima es restablecer la confianza de los sectores que fueron parte del estallido, de la Convención. Así como la rearticulación política y social y fundamentalmente el debate entre los sectores movilizados.

“En el nuevo proceso constituyente se debe defender los derechos sociales, los temas ambientales, la recuperación del agua, desmercantilización del agua, que se consagre como un derecho humano, es un bien común. Son elementos centrales que debemos verter en una nueva propuesta de Constitución y que han sido el continuo de las luchas sociales de las últimas décadas. Y eso no se puede pasar por alto solamente porque el Plebiscito se perdió”.