Posts @IPDRS

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) ha publicado su informe respecto de la petición de la comunidad indígena Y´akâ Marangatú sobre la recuperación de su territorio en Paraguay, que fue ocupada por terceros a través de fincas. El organismo internacional ha decidido que el Estado paraguayo cumpla totalmente con los acuerdos que suscribió con esta comunidad en el 2009, entre ellas el otorgamiento de 219 hectáreas de tierras ancestrales.

Servindi, 28 de octubre, 2020.- La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) decidió que el Estado de Paraguay cumpla totalmente con la entrega de 219 hectáreas de tierras ancestrales a favor de la comunidad indígena Y´akâ Marangatú.

Esta comunidad pertenece al pueblo Mbya y se encuentra ubicada en el departamento paraguayo de Itapúa, lugar donde reclaman formalmente su territorio desde la década de 1990.

Al respecto, la CIDH hizo público su Informe N.° 256/20 en torno de la petición de esta comunidad sobre la recuperación de sus tierras originarias, ocupadas por terceros a través de fincas.

Por medio de dicho documento, el organismo internacional informó su decisión de aprobar el acuerdo de solución amistosa entre Y´akâ Marangatú y el Estado paraguayo.

Esta conciliación fue suscrita por ambas partes el 2 de marzo del 2009, en la que Paraguay reconoció su responsabilidad internacional por las violaciones de los derechos humanos cometidas contra la comunidad nativa.

En aquella fecha, el país se comprometió a implementar 11 medidas de reparación a favor de Y´akâ Marangatú.

Una de ellas es sobre los trámites pertinentes a efectos de proceder a la compra directa o expropiación de las 219 hectáreas reclamadas por la comunidad.

Fiscalización sobre contaminación de la zona y evaluación del impacto ambiental, así como la provisión de alimentación básica y agua potable, son parte de los otros compromisos.

CIDH resuelve dar cumplimiento al acuerdo

La CIDH concluye que el Estado de Paraguay no ha cumplido totalmente con algunos temas que acordó implementar por este caso. Es decir, ha ejecutado parcialmente.

“Declarar el cumplimiento parcial sustancial […] décima (compra directa o expropiación de 219 hectáreas), del acuerdo de solución amistosa”, detalla el informe.

Esta observación de la Comisión se basa por la ley que promulgó el Gobierno de Paraguay el 18 de setiembre del 2020, que faculta expropiar el predio de 219 hectáreas.

No obstante, según explicó la CIDH recientemente, aún no se concreta del todo esta medida en beneficio de la comunidad indígena Y´akâ Marangatú.

Razón por la cual, la Comisión Interamericana concluye que se tiene que continuar con el seguimiento de la expropiación de las tierras a favor de estos habitantes nativos del Paraguay.

Asimismo, la CIDH refiere que el Estado paraguayo aún tiene pendiente cumplir el “seguimiento a delitos ecológicos” e “investigación por daños”, que son 2 de los 11 acuerdos que no se han realizado.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar