Posts @IPDRS

El acuerdo Biodiversidad y desarrollo por el Putumayo, que busca la protección de los ecosistemas de esta región y el aprovechamiento de sus recursos, ya tiene resultados para mostrar. En el proyecto se invierten alrededor de $15.000 millones en la primera fase. Así avanza.

El Santuario de Flora Plantas Medicinales Orito Ingi-Ande está próximo a ser declarado como la primera área protegida libre de cultivos ilícitos, producto de acuerdos de conservación establecidos entre Parques Nacionales Naturales de Colombia y la compañía petrolera Gran Tierra Energy.

Esta iniciativa hace parte del proyecto “Biodiversidad y desarrollo por el Putumayo”, acuerdo público-privado puesto en marcha en 2017 y que busca la protección de la biodiversidad de esta región y el aprovechamiento de sus recursos.

Carlos Herrera, vicepresidente de Desarrollo Sostenible de la Andi, agremiación que media en la ejecución de la iniciativa, explica que con un monto de recursos cercano a los $15.000 millones, aportados -en su mayoría- por empresas del sector privado, ya son varios los logros obtenidos en este trabajo conjunto por la restauración de los ecosistemas.

“La parte alta de la Amazonía está siendo muy amenazada por temas de ilegalidad como deforestación, cultivos ilícitos, ganadería ilegal y se está rompiendo la unión entre los Andes y la Amazonía, por ello se viene trabajando con el fin de unir la visión de las empresas y su capital financiero, el conocimiento de los institutos y la gestión de Parques Nacionales y Corpoamazonía para sacar proyectos concretos en tres áreas: conservación, restauración y uso sostenible”, dice.

Herrera precisa que con el apoyo del Grupo de Ornitología de la Universidad Nacional y la Asociación Alas Putumayo, se llevó a cabo el primer Encuentro Nacional de Ornitología, en el que en dos días se lograron avistar unas 430 especies de aves.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar