Artículos de opinión

Posts @IPDRS

En una plataforma web creada por el Ministerio de Cultura están siendo divulgadas algunas producciones multimedia realizadas por más de 10 resguardos indígenas de Colombia. Muchas de ellas están traducidas al español, ya que se encuentran en su lengua nativa.

Algunos pueblos indígenas del país vienen realizando y liderando proyectos de protección y divulgación de sus costumbres, cultura y lengua, ya que una de sus más grandes preocupaciones en temas de conservación de su identidad es que se mantengan las tradiciones ancestrales en las nuevas generaciones.

 En ese proceso, las comunicaciones han venido jugando un papel muy importante, porque ha sido la manera en la que las comunidades indígenas han podido involucrar y lograr una mayor apropiación de su lengua y costumbres ancestrales en los más chicos. Algunos resguardos estuvieron en medio del conflicto armado por mucho tiempo, por lo que optaron por buscar alternativas para mostrar a sus jóvenes otra realidad.

 “Soy docente y la incursión en las diversas formas de comunicación surgió más por una preocupación, porque Caldono (Cauca) fue por muchos años un escenario de guerra. Varios jóvenes del cabildo se iban para los grupos armados. Cada año se integraban hasta seis alumnos, por lo que buscamos generar estrategias para mostrarles otra realidad del país, entonces empezamos con ejercicios de videos y, también a través de las charlas con los mayores” dice William Cayapu, profesor y comunicador del resguardo de Pioyá, Cauca.

 Al crearse y generar espacios de comunicación en la que los más jóvenes del resguardo tuvieron el protagonismo, marcó el inicio del escenario de protección de sus tradiciones ancestrales y de espacios de generación de paz.  En esto fueron claves los audios, videos, fotografías y textos escritos, producidos en su propio idioma por poblaciones indígenas de todo el territorio nacional como los awá, cofá, emberá chamí, camëntsá biya, nasa, quillasinga, mocaná, kankuamo, huitoto, wayuu, eyábida, dóbida, yanakona y senú, los pastos, colimba, pioyá, y ungía, entre otras.

Estas poblaciones se vincularon con el Ministerio de Cultura, que, a través de becas de creación, escuelas de comunicación propia y otros procesos de formación ayudó al desarrollo de producciones de las organizaciones indígenas.

 Para aprovechar los espacios de formación brindados por Mincultura, el resguardo de Pioyá, Cauca, encabezado por el profesor William Cayapu participó con la escuela de la comunidad en la beca de franja radial. Al participar ganaron y crearon una serie de rondas infantiles ‘Fortaleciendo nuestra lengua materna’.

 “La idea con las rondas era que los chicos contaran su vida y cantaran lo que hacían a diario con dos objetivos, uno recuperar la lengua materna y dos, generar estrategias pedagógicas para que los docentes dieran a conocer a los niños una forma de entender la guerra” contó Cayapu, quien ha venido liderando en la comunidad Nasa de Pioyá, Cauca, los grupos de comunicación en el colegio.

Tanto en esa población indígena como en las otras, Mincultura se ha encargado de las capacitaciones y de apoyar con los equipos necesarios para que desarrollen sus contenidos. Cabe destacar que las producciones de las más de 10 comunidades indígenas que participaron están en la lengua de cada una. Estas cuentan con subtítulos en castellano y traducciones en el caso de los textos.

Para jóvenes de comunidades indígenas azotadas por problemas de alimentación y falta de agua potable, este tipo de iniciativas los motiva para mostrar que los más pequeños tienen sueños y desean luchar por conseguirlos, pese a las circunstancias. Ese es el caso de los jóvenes Wayuu, quienes se han integrado a las capacitaciones.

 “La experiencia en la escuela de comunicación Wayuu ha cambiado mi vida radicalmente, porque como indígena te muestra otra opción. Te hace saber que puedes ser un portavoz de tu cultura y a la vez no mostrar lo típico de La Guajira, que es la asociación con niños desnutridos y con la muerte. No queremos mostrar eso. Hay necesidades, pero somos mucho más que eso, un pueblo que vive, que siente y sobrevive. Tenemos nuestros artesanos, pescadores y abuelos”, relató Ediana Montiel, estudiante de la Escuela de Comunicaciones del Pueblo Wayuu.

 Cada una de las producciones realizadas por las comunidades indígenas se encuentran disponibles en la ‘Multimedia Comunicación Indígena’, publicación que reúne una muestra de contenidos culturales realizados por los resguardos. La protección de su lengua se ha convertido en una de sus principales luchas en la que los jóvenes son los abanderados, porque serán la generación de relevo.

En una plataforma web cada una de los resguardos que participó resalta sus tradiciones y la conservación de cada uno de sus idiomas a través de documentales, programas radiales y escritos. El objetivo de esta iniciativa es generar sentido de pertenencia y mostrarse al mundo desde sus raíces.

 Angie Forero, asesora del grupo de Políticas e Investigación y líder del proyecto Comunicación Indígena de la Dirección de Comunicaciones,explicó que “esta publicación busca poner en circulación para todos los colombianos los contenidos, relatos e historias de varios pueblos indígenas para visibilizar y valorar su legado cultural, así como su presente y sus propuestas de futuro”.

Por años, los indígenas colombianos han venido trabajando desde el interior de sus comunidades para que sus tradiciones, y sobre todo su idioma, permanezca. El idioma de un pueblo es su identidad por eso hay que conservarla de generación en generación para que no se pierda.

Vea aquí los productos Multimedia

FUENTE: EL ESPECTADOR 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar