Artículos de opinión

Feminismo campesino

Brigitte Baptiste

Martes, 26 Septiembre 2017

Tipnis = Agua

ELIZABETH VARGAS SOLÁ

Domingo, 17 Septiembre 2017

Envíe su artículo

Posts @IPDRS

Más de 300 efectivos de diferentes fuerzas de seguridad allanaron hoy desde las 6 la comunidad mapuche Pu Lof en Resistencia de Cushamen, en Esquel, en busca de rastros de Santiago Maldonado, visto por última vez el 1 de agosto durante la represión de Gendarmería para desalojar la protesta que mantenían los integrantes de esa comunidad en la ruta 40.  El allanamiento fue ordenado por el juez Guido Otranto, que fue recusado por la familia de Maldonado por las irregularidades en la investigación.

A la fecha en Bolivia aproximadamente 34 territorios optaron por iniciar el proceso de conversión a la Autonomía Indígena Originario Campesina, lo que constituye un camino donde los habitantes de cada territorio deben participar activamente desde el inicio de esta causa, que así lo han demostrado cuatro territorios: Charagua Iyambae, Raqaypampa, Uru Chipaya y Jatun Ayllu Yura.

Hace un mes aproximadamente, 10 miembros de una tribu indígena en Brasil que nunca había tenido contacto con otras personas fueron asesinados por unos mineros en la frontera de Brasil con Colombia y Perú.

“Al menos 4 millones de indígenas del Perú se encuentran expuestos a la contaminación de metales pesados y sustancias tóxicas”, reveló ayer Salil Shetty, secretario general de Amnistía Internacional.

Entre las dos casas de la familia Nay Vargas hay 45 minutos de navegación río Beni arriba. Una se encuentra en Rurrenabaque y otra en la comunidad tacana de San Miguel del Bala. La primera está en la ciudad, con servicios comerciales, médicos y de transporte accesibles, mientras que la otra está casi a la puerta del Parque Nacional Madidi, uno de los lugares con mayor biodiversidad del mundo. Allí cocinan con leña en el terreno alrededor de la casa de madera, donde crecen los cítricos y siembran otros cultivos como la yuca o la caña de azúcar. Es su hábitat; así lo defienden sus habitantes cuando hablan de las consecuencias del proyecto hidroeléctrico Bala-Chepete, llamado a ser parte fundamental de la conversión de Bolivia en “el corazón energético de Sudamérica” con la construcción de dos represas en plena Amazonía.