Sudamérica Rural Suscribase

Somos parte de

Contáctenos

Av. 20 de octubre # 2396, casi esq. Belisario Salinas
Edif. María Haydee. Piso 12
Telf. 591-2-2115952
Casilla Nº 9052
Contacto: ipdrs@sudamericarural.org
La Paz – Bolivia
NIT: 169994029

El Instituto para el Desarrollo Rural de Sudamérica e Interaprendizaje realizó una evaluación de sus procesos formativos junto a su equipo docente y estudiantes rumbo a la construcción de su plan estratégico 2018-2020. En los encuentros participó, también, Mariana Wongtschowski, representante de una de las instituciones financiadoras que acompaña al Instituto.

REFLEXIONES COMUNIDAD DE DOCENTES

Interaprendizaje en la coyuntura

Aida Ruegenberg, docente coordinadora del primer curso virtual del IPDRS- Interaprendizaje, habló de Interaprendizaje como un espacio importante para la actual coyuntura, pues “permite tener un análisis crítico de la implementación de la política pública y local”. Esta posición es muy valorable, considerando que Ruegenberg es Directora del Comité Técnico del Consejo Nacional de Alimentación y Nutrición (CT CONAN), instancia articuladora del Ministerio de Salud.

Roxana Liendo, coordinadora docente de dos cursos virtuales, afirmó también que “Interaprendizaje es una oportunidad en un momento complicado donde persiste un modelo agroindustrial, que da facilidades a las empresas y que transfiere bonos y apoyos a la agricultura familiar; pero, sin una visión planificada”.

Este aporte es interesante, además, “porque el IPDRS está planteando mirar lo internacional, ir más allá de lo que pasa en el territorio nacional”, añadió Marc Devisscher, también docente y parte del directorio de la institución.

La educación virtual en desarrollo rural desde Interaprendizaje

Un aspecto que ha sido debatido por el equipo docente es la cobertura de estudiantes de Interaprendizaje, ¿tener un grupo de estudiantes con distintos perfiles es algo ventajoso o no? ¿un nivel académico muy diverso permite trabajar pedagógicamente el curso? ¿cómo cuidar la calidad de los cursos, avalados por el CIDES UMSA, y ser flexibles a la vez?

Al respecto, Geovana Mercado, también docente coordinadora, argumentó que “hacer interaprendizaje es tener flexibilidad, es querer aprender de todos”. Se trata de “un método innovador que siempre está en construcción; ponerle un filtro mataría el espíritu de Interaprendizaje. Se hace los cursos como dispositivo de empoderamiento de la población rural, no estamos haciendo cursos para académicos, sino para construir conocimiento sobre la temática”.

Se sumó a esta idea, Roxana Liendo, quien igualmente apuntó “que en una sociedad estratificada ayuda que exista una experiencia como Interaprendizaje. Pues, para quienes trabajan en el área rural los sistemas presenciales no permiten acceder a los espacios de conocimiento”. 

Otro aspecto debatido en la reunión giró alrededor de replicar los cursos para hacer sostenible la experiencia Interaprendizaje. Sobre el tema, José Maguiña docente experto en el tema de planificación de proyectos, adelantó que “la realidad es dinámica y los cursos apuntan a desarrollar la capacidad de ver cambios, pues la realidad ocurre antes que la política pública; si un curso se repite cuatro veces podría perder su capacidad de dar respuesta a la demanda social”.

Video para construir otra idea del docente

Una marca que hace a la identidad de Interaprendizaje es el trabajo con la imagen, como posibilidad de recorrer territorios y la posibilidad de humanizar al sistema virtual de formación. Este aspecto, fue resaltado por Marc Devisscher, “al principio parecía chocante, que tengan que hacerte la entrevista y que te sigan; pero, el film del curso hace ver que el profesor no es una eminencia, verlo en la entrevista con su vacas ayuda a ver al profesor de otra manera”.

Posibilidad de sistematizarse

Interaprendizaje ha conformado una plataforma de profesionales e instituciones que trabajan en desarrollo rural, valorar su experiencia significó recuperar conocimientos y rutas de trabajo producidas en distintos contextos.

En la reunión, Roxana Dulón, directora de la Fundación PASOS, “mencionó que Interaprendizaje les abrió la posibilidad sistematizarse, lo que ayudó a difundir el conocimiento acumulado y establecer una ruta de aprendizaje” en relación al trabajo que realiza la Fundación en la articulación de asociaciones productivas y Gobierno Municipal de Presto para el desayuno y almuerzo escolar.

De igual, manera, Justiniano Marca, presidente de ANPROABOL, Asociación Nacional de Productores Apícolas de Bolivia, señaló: “con las cosas que aprendí hemos podido participar, con el trabajo que hacemos desde hace muchos años como organizaciones productivas”.

PASOS y ANPROABOL participaron como instituciones moderadoras de dos foros virtuales en el Curso virtual sobre Compras públicas para la soberanía alimentaria en Bolivia.

Al cierre de la reunión, Malbel Balboa, administradora financiera del IPDRS, advirtió el potencial de Interaprendizaje en contrataciones públicas vinculadas a la formación en desarrollo rural, cito como valiosa la experiencia de trabajo con la Escuela de Gestores Municipales del Gobierno Autónoma de La Paz. También, la reunión proyectó fortalecer la comunidad de docentes de Interaprendizaje tanto para debatir temas de desarrollo rural como debatir aspectos curriculares de la formación virtual en este ámbito. Oscar Bazoberry, coordinador general del IPDRS, ahondó que “es importante crear estas redes e intercambios de una vez por mes”.

 

REFLEXIONES COMUNIDAD DE ESTUDIANTES

En la reunión con estudiantes se recuperó aciertos y desafíos sobre los procesos formativos, desarrollados a través de los cursos y foros virtuales. Una preocupación central tiene que ver con el acceso a internet en el área rural, aspecto con el que batallan quienes quieren actualizar sus conocimientos.

“Pelear cuerpo a cuerpo con el Internet. Llegar al café internet del pueblo y encontrarse con un campeonato de juegos en red cuando tengo trabajos para mandar es grave. La experiencia en la que participé era bien estructurada, cada unidad tenía una carga bibliográfica importante. Me fortaleció el conocimiento teórico y práctico, los documentos base sirven de argumento para intervenir en otros espacios”, Zulma Gareca.

“Pensé que estaba solo como institución. Encontrarse con Interaprendizaje me ha permitido afirmar mi opción por el desarrollo”, Juan Luis Zeballos.

“Soy de un grupo de mujeres productoras de quinua que hemos intentado vender panes, galletas de quinua al desayuno escolar; pero hemos tenido que dar paso a Delizia [empresa privada] porque nos faltó equipamiento. Entré por primera vez a un curso virtual [sobre compras públicas], al principio no sabía; pero, vamos a seguir adelante”, Paulina Laura.

“Tomo varios cursos. Lo que veo es que Interaprendizaje tiene una forma interesante de trabajo, hay mucha interacción con docentes, sus materiales te atrapan, son actualizados. Me encanta el trabajo en grupos, eso es novedoso”, Sonia Laura Valdez.

“Ha sido ágil, nosotros que estamos en campo, requerimos este tipo de plataformas, había flexibilidad y eso me ha permitido retomar las unidades a las que no logré alcanzar porque en la comunidad en la que estaba no había luz”, Mirtha Guzmán.

“Yo participé en el foro de la leche. El foro de la leche vino a llenar un espacio vacío, generó conocimiento, conocer actores, incluso privados como Delizia. Tenemos un grupo de WhatsApp donde compartimos libros, normativas, tenemos acceso directo a los actores, tenemos información actualizada del sector [lechero]”, Jorge Pradel.

“Tuve la experiencia de hacer una curso semipresencial con el IPDRS con el que pudimos fortalecer el trabajo institucional hacia fuera y hacia adentro. La parte virtual ha sido complicada. En Baures [Beni] para mandar la información uno debía conectarse a las doce de la noche cuando todo el pueblo estaba durmiendo. Y en Trinidad, en la misma oficina, debíamos esperar por turnos para entrar a la plataforma”, Andrea Terceros.

Algunas sugerencias del grupo que participó en la evaluación tienen que ver con “continuar con lo rural, hacer alianzas, profundizar temas de frontera, los temas que no se tocan (Juan Luis Zeballos), tener más fuerza e incidencia con las discusiones o productos que salen de los foros (Jorge Pradel y Sonia Laura), no perderse de vista, usar teleconferencias para estar en contacto, crear un google group (Andrea Terceros), fortalecer Interaprendizaje como un espacio de análisis (Zulema Gareca).

Estas narraciones y reflexiones, tanto de estudiantes como de docentes, son un insumo importante para continuar con nuestro trabajo. Interaprendizaje agradece enormemente dichas manifestaciones.

 

 

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar