Artículos de opinión

Aporte de las mujeres rurales

Mónica Novillo G.

Domingo, 19 Noviembre 2017

Cuando los extractivismos y la corrupción se encuentran

Eduardo Gudynas

Jueves, 09 Noviembre 2017

Indígenas avasallados por otros indígenas en Bolivia

JOSÉ LUIS BAPTISTA MORALES

Domingo, 29 Octubre 2017

Envíe su artículo

Posts @IPDRS

“Tenemos que diferenciar a los indígenas de los vivos que usurpan terrenos”, dijo el senador Guillermo Pereyra. Se trata en el Senado una ley que prorroga por 18 meses la ley de relevamiento indígena que prohibe los desalojos de comunidades indígenas.

El Senado tratará este miércoles a las 14 la prórroga de la ley que impide los desalojos de comunidades indígenas cuyo vencimiento opera el 23 de noviembre. El senador neuquino Guillermo Pereyra reveló que en la provincia “hay que diferenciar las comunidades de los grupos de vivos que toman tierras y dijo que es de ellos” y cuantificó que “hay 54 comunidades mapuche y ahora hay 130” que reclaman terrenos.

La ley 26160 fue sancionada en 2006 y puso en marcha un relevamiento territorial que se hizo a medias. Cada cuatro años se la prorrogaba. Hubo acuerdo entre el bloque del Frente para la Victoria y Cambiemos para otorgarle más participación a las provincias en el relevamiento, que en la versión original era restringida.

Pereyra informó que hay acuerdo para prorrogarla por 18 meses, no por cuatro años, con la facultad de que el Poder Ejecutivo pueda continuar con la suspensión de las ejecuciones pero sólo por un año más.

“En Neuquén tenemos registradas 54 comundades mapuches cuando se hizo el registro y ahora hay 130 comunidades, hay que ver si son comunidades o son un par de vivos que tomó tierras y dijo esto es nuestro que no tiene nada que ver con las comunidades mapuches. Para eso tiene que haber una participación de las provincias”, dijo Pereyra en declaraciones a radio AM 550.

El senador se pronunció a favor de darle un corte definitivo al tema “para que puedan tener las tierras registradas, no todas aquellas que se fueron sumando porque son primos o vivos, como ocurre en Neuquén y en otras partes del país”.

El Instituto Nacional de Asuntos Indígenas (INAI) reveló que el reclamo de tierras de las comunidades indígenas asciende a 8,5 millones de hectáreas.

El informe que recibieron los senadores indica que de las 1.600 comunidades identificadas, sólo 1.417 cuentan con personería jurídica en el Registro Nacional de Comunidades Indígenas (Renaci).

De ese conjunto, 824 reclamaron ya 8.414.124 de hectáreas -consideradas por ellas “territorios de ocupación tradicional”-, que no han sido otorgadas pero se encuentran en distintas fases del Programa de Relevamiento Territorial de Comunidades Indígenas del INAI.

FUENTE: RÍO NEGRO

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar