Posts @IPDRS

Las autoridades originarias de la Marka Quila Quila afirman y han registrado sus documentos ancestrales que demuestran que su territorio es originario y está protegido por la Constitución Política del Estado Plurinacional de Bolivia (CPE), en su reconocimiento a la preexistencia de las naciones y pueblos indígenas originarios (Artículo 2). Su demanda por la titulación colectiva inició en el año 2006 y han atravesado un largo y penoso camino por la defensa de la integralidad de su territorio. Conocido el proceso de intervención hacendal del siglo XIX, su gobierno originario ha sufrido fracturas territoriales e identitarias importantes y la emergencia de los sindicatos campesinos les han supuesto permanentes pugnas entre comunidades y familias allegadas. Lo que les diferencia es una concepción sobre el territorio, mientras los sindicatos o terceros como les denominan los originarios, solicitan titularidad como propiedad individual e incluso el saneamiento vía catastro (CAT SAN), las autoridades de los ayllus originarios insisten en ampararse en el Convenio 169 de la OIT, la Declaración de la ONU sobre los Derechos de los pueblos indígenas y la CPE para defender una concepción integral y colectiva de su territorio.

Varias instituciones rechazan estas reivindicaciones considerándolas radicales y hasta no apropiadas, perspectivas muy reducidas ante un contexto en el que se supone Bolivia viene gestando su plurinacionalidad precisamente, gracias a la profundización de los derechos de los pueblos indígenas. Debe tomarse en cuenta que la Marka Quila Quila se encuentra en un territorio privilegiado en piedra caliza, yacimientos y restos arqueológicos. Entre 1997 y 1999 el municipio de Sucre otorga a la Fábrica Nacional de Cemento Sociedad Anónima (FANCESA), la concesión en las tierras de origen de los Ayllus de Quila Quila, para la explotación de tierra caliza y yacimientos para la producción de cemento, que desata una acción de exigencia por parte de los Ayllus de Quila Quila, en calidad de Pueblos Indígenas de los ayllus Picachulu, Qapici, Taxchi, Lecopaya. En ese momento, y a pedido de los sindicatos, el Municipio de Sucre anula las personalidades jurídicas de estos Ayllus, y a su vez amedrenta a las autoridades indígenas y sus pueblos.

Desde entonces, las pugnas, enfrentamientos y persecución son constantes. La estrategia de los ayllus se basa en el ejercicio de sus derechos colectivos y la libre determinación de la que gozan como pueblo indígena, deciden continuar con el saneamiento de su territorio, respetando a aquellos que quieran tener titulación individual como pequeña o mediana propiedad, figura que está contemplada en la ley siempre que éstos terceros no afecten a los territorios colectivos. Entre las muchas trampas burocráticas que impone el Estado, se interpone la exigencia de personerías jurídicas a los ayllus, ante la cual, los Quila Quila apelan a la sentencia 645/2012, que reconoce al pueblo Tacana como jurisdicción indígena, el año 2013 el INRA rechaza esta petición y en el año 2014, los Quila Quila promueven una Acción Popular que logra que el Tribunal Constitucional admita y reconozca que los pueblos y naciones indígenas originarias no necesitan personería jurídica (auto constitucional plurinacional 0085/2014) y en una audiencia en el Tribunal de Garantías 57/2014 se concede la acción popular, con lo cual el INRA debe proceder a titular el área que la Marka Quila Quila demanda como territorio colectivo.

Aún con esta conquista, los avasallamientos y la creciente población que se impone en el territorio bajo la figura de “terceros” han sido persistentes, además de la intromisión de partidos políticos compatibles al impulso de una lógica sindical que no duda en la fragmentación territorial.

La semana pasada, luego de las agresiones y tener 5 heridos, los kuracas afirman que se vieron presionados a firmar actas y aceptar asistir a un taller de conciliación de partes convocado por el INRA Chuquisaca, para el día 17 de octubre. No obstante, sus bases al ser consultadas, advirtieron que la conducta del INRA con su demanda no ha sido la mejor, pues no respetan sus documentos ancestrales, requisitos que han sido mostrados y presentados hace más de diez años, sus notificaciones tardías, su parcialización con la parte contraria, y principalmente, la falta de respuesta a la solicitud de un informe técnico del trabajo de campo; además, el cobro por las carpetas del proceso de saneamiento. Deciden rechazar la convocatoria al taller y desconocer el acta firmada.

La Nación Qhara Qhara ha llamado la atención de propios y extraños, no sólo por su capacidad en la interpretación de las normas y la utilización de instrumentos jurídicos internacionales en sus demandas y revindicaciones, sino también por su capacidad de propuesta. Contrariamente a la visión que muestra a los pueblos indígenas como estáticos y anclados en el pasado, ellos demuestran que lo ancestral es una práctica contemporánea y totalmente dinámica. Pese a todo el rechazo institucional por la titulación de su territorio, puede afirmarse que el ejercicio de su libredeterminación y autogobierno es vigente, así lo muestran sus diferentes acciones y la formación que han recibido varios de sus líderes. En el caso de Quila Quila, parcialidad de la Nación Qhara Qhara, entre sus logros se tiene la participación directa en la asamblea departamental de Chuquisaca, la resolución que admite la no necesidad de personería jurídica para pueblos indígenas y el impulso a la autoidentificación en los censos poblacionales y en las cédulas de identidad. Últimamente, la Nación Qhara Qhara ha presentado documentación en la República de Colombia, demandando derechos sobre los recursos del Galeón San José, hundido hace 3 siglos, apelando al saqueo de su nación en la colonia. Los recursos jurídicos presentados son solventes y han recibido el respaldo de varias personalidades.

Como indica la APDHB, los kuracas han llegado a la ciudad de La Paz, para que se pueda escuchar su voz con el INRA Nacional”, en este cometido, varios colectivos, instituciones e instancias de derechos humanos están al pendiente y respaldan la movilización. El día 15 de octubre se presentaron en las oficinas y esperaron hasta las 10 de la noche, cuando finalmente se comprometieron a recibirlos el día 16 de octubre a horas 15. Esto no se ha cumplido al momento (16 de octubre de 2018, 18 horas).

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

2019-04-25 02:39:14

NOTICIAS DE ACTUALIDAD

NUESTRA PRODUCCIÓN

NUESTRAS ACTIVIDADES