Artículos de opinión

Aporte de las mujeres rurales

Mónica Novillo G.

Domingo, 19 Noviembre 2017

Envíe su artículo

Posts @IPDRS

1.200 indígenas de la tribu Warao se instalaron cerca de la frontera venezolana con Brasil este jueves luego de ser expulsados de las calles la ciudad de Manaos.

Algunas autoridades no gubernamentales e iglesias locales les ofrecieron estadía temporal en el poblado fronterizo de Paracaima. El motivo por el que el grupo salió de Venezuela, y se rehúsa a volver, es la escasez y otros problemas que genera la crisis económica. 

“Los niños estaban muriendo de enfermedades en Venezuela. No hay medicinas, no hay comida, no hay ayuda”, dijo Rita Nieves, una cacique de la matriarcal tribu Warao entrevistada por la agencia de noticias Reuters

El medio constató que los indígenas se refugian en estructuras metálicas instaladas por el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur).

El alcalde de Paracaima les ofreció tierras para cultivo y materiales para fabricar artesanía mientras legalizan su situación en el vecino país.

Este martes, el diario Correo del Caroní informó que 1.500 habitantes de la comunidad Araguaimujo de la parroquia Santos de Abelgas, estado Delta Amacuro, aseguraron pasar hambre por falta de ayuda humanitaria.

“Estamos como perro sin dueño, como ratón en ferretería y como loro en el desierto; porque nadie nos escucha”, señaló Mónico Campero, uno de los afectados por la escasez de alimentos.

FUENTE: EL NACIONAL

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar