Artículos de opinión

Posts @IPDRS

El Banco Central se encargaba de abastecer de divisa estadounidense al mercado para evitar fluctuaciones bruscas de la moneda, en una jornada cargada de cautela por el cierre de posiciones de agosto.

A las 1450 GMT, el peso interbancario retrocedía a 3,85/3,8525 por dólar desde un previo de 3,8475/3,85 unidades, para acumular en agosto una depreciación del 0,58 por ciento.

"Con el paro (huelga) del campo no hay liquidación de exportadores (agropecuarios), pero esos dólares son puestos por el Banco Central que interviene tranquilamente", dijo un operador bancario.

Las plazas argentinas de alimentos se mantenían inactivas debido a la huelga comercial iniciada la semana pasada por los productores rurales, en la reedición de un fuerte conflicto por la intervención estatal en los mercados.

La huelga, que implica el cese en el comercio de granos y de ganado, se inició en la medianoche del jueves y concluirá por la noche del viernes próximo, aunque algunos dirigentes del sector adelantaron que la protesta podría extenderse cuatro días más.

El sector lanzó la medida de fuerza como reacción ante el veto de la presidenta, Cristina Fernández, a un beneficio fiscal para los productores rurales afectados por una sequía que dañó gravemente a los cultivos del país, uno de los mayores exportadores mundiales de alimentos.

La plaza cambiaria informal mostraba un ambiente relajado, que le permitía ganar el 0,26 por ciento a 3,8425/3,8475 por dólar, para subir en agosto el 0,58 por ciento.

Este lunes cierra el plazo para un amplio blanqueo de capitales dispuesto por el Gobierno para mejorar sus cuentas fiscales en medio de la desaceleración de la economía por la recesión generada a nivel mundial.

El peso minorista permanecía a 3,835/3,865 por dólar de acuerdo al promedio de precios en pizarras públicas de bancos y casas de cambio.

(Reporte de Jorge Otaola, Editado por Luis Azuaje)

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar