Artículos de opinión

Agronegocio: práctica y discurso

Enrique Castañón Ballivián

Jueves, 03 Agosto 2017

El caso de Bosque Tsimane

Ismael Guzmán T.

Martes, 18 Julio 2017

Envíe su artículo

Posts @IPDRS

Andrea Córdova/ Diana Catota

“Si yo muero, otros y otras han de venir para seguir, para continuar luchando”

MAMA DULU

Dolores Cacuango fue una mujer que desbordaba coraje, valentía y esperanza. Nació el 26 de octubre de 1881, en el latifundio de San Pablo Urcu, ubicado en la provincia de Pichincha, donde sus padres trabajaban como peones sin sueldo. Perteneció al pueblo Kayampi.

Mama Dulu era una líder de la liberación indígena; vivió en un contexto marcado por la miseria, el despojo y la discriminación, lo que la hizo tomar conciencia de la situación en que vivían las mujer y los indígenas. Su lucha se enfocó en exigir respeto y la abolición de la esclavitud indígena, para lo cual realizó 85 caminatas a pie descalzo hasta Quito. Su primera experiencia política fue junto a Jesús Gualavisí, con quien en 1930 participó en dos levantamientos indígenas que tuvieron lugar en las haciendas Pesillo y Moyurco, en Cayambe. En estos levantamientos, las mujeres jugaron un papel fundamental, pese a los riegos asumieron las tareas de espionaje, reclutamiento y defensa.

Formó también parte del Partido Comunista, convirtiéndose en una de las más conocidas referentes de la izquierda ecuatoriana. Ella decía “¿Comunista yo? Si pelear por justicia, si defender a indios, a indias más que nada, si eso es comunismo… entonces, yo soy comunista desde la barriga de mi mamita”.

En 1944 junto con Transito Amaguaña, fundaron la Federación Ecuatoriano de Indios; y un año más tarde, en 1945 fundó la Primera Escuela Intercultural Bilingüe, con María Luisa Gómez de la Torre, profesora del Colegio Mejía y compañera del Partido Comunista. La educación fue una exigencia importante en la lucha de Mama Dulu, ella decía: “La mesa esta patoja, Falta una pata. La principal falta educación”.

La sabiduría y la vida de Dolores se recoge en la radionovela “Dolores Cacuango. La Pachamama habló por su voz”, de Radialistas Apasionadas y Apasionados y la Fundación Rosa Luxemburg. Esta radionovela se inspira en la lucha por defender la emancipación de la mujer indígena, de su pueblo y la naturaleza. El estreno oficial se realizó en Cayambe, su tierra que la vio nacer, crecer, enamorarse y luchar.

Para Nina Pacarí, líder indígena, presente en el lanzamiento de la radionovela: “Mama Dulu nos enseña la coherencia de decir y hacer”.

También mencionó que su filosofía de vida era de diversidad, plasmada en metáforas como “Aunque pongan la bala aquí, aunque pongan fusil aquí en mi pecho, tengo que seguir reclamando, tengo que seguir luchando… para vivir siquiera un poco de libertad en esta vida”.

José Ignacio Vigil y Tachi Arriola, integrantes de Radialistas Apasionadas y Apasionados, afirman que Dolores Cacuango, no tenía miedo a la represión, mantenía firme su espíritu luchador y es un referente feminista en la lucha por defender a las mujeres de los abusos de los hacendados. Rescatan una de sus frases más relevante   “Nosotros somos como los granos de quinua si estamos solos, el viento lleva lejos. Pero si estamos unidos en un costal, nada hace el viento, soplará y soplará y no nos hará caer”.

Fuente original: Wambra Radio

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar